El trágico suicidio de Pedro Armendáriz Destacado

Domingo, 25 Junio 2017 23:50 Escrito por  Redacción Publicado en Historias Visto 375 veces

Ante la inminente llegada de un cáncer terminal, el histrión decidió quitarse la vida el 18 de junio de 1963

Pedro Gregorio Armendáriz Hastings nació el 9 de mayo de 1912, era hijo del mexicano Pedro Armendáriz García-Conde y la estadounidense Adela Hastings. Vivió con sus padres en Texas donde estudió por un tiempo, pero siguió en San Luis Obispo en California; ahí terminó la carrera de Ingeniería en la Universidad Politécnica Estatal de California, aunque algunas fuentes dicen que  también se licenció en Derecho.

Su carrera en el teatro inició con un grupo con el que montaba piezas en la Universidad de California, pero el cine era su mayor pasión.

Cuando terminó sus estudios, se trasladó a la Ciudad de México donde comenzó a trabajar como ferrocarrilero, fue guía de turistas y hasta periodista en la revista bilingüe México Real.

Ya en la capital del país fue descubierto por el director de cine Miguel Zacarías, cuando Armendáriz recitaba un monólogo de Hamlet a un turista estadounidense. Filmó su primera cinta María Elena a los 22 años, pero fue el encuentro con el cineasta Emilio “El Indio” Fernández lo que catapultó la carrera de Pedro.

El actor y director hicieron una de las mejores mancuernas del séptimo arte y comenzaron a colaborar en proyecto como Soy puro mexicano (1942), Flor Silvestre (1942) y María Candelaria (1943)

Bajo la tutela de Emilio Fernández, el actor desarrolló una voz y personalidad inconfundibles, era el histrión preferido como “macho”, pero también con un aire de distinción y elegancia que nadie más poseía.

A lado de Dolores del Río hizo una de las parejas más recordadas del cine de la Época de Oro en María Candelaria, que dio proyección internacional a ambos actores y al director Fernández. La historia narra el amor de dos indígenas enfrentados al destino por una decisión pasada. El filme logró el galardón de la Palma de Oro en el Festival de Cannes en 1946 y lanzó a Pedro al estrellato en el mundo.

Armendáriz rodó otros destacados títulos con Dolores del Río, entre los que sobresalen Las abandonadas (1944), Bugambilia (1944) y La malquerida (1949). María Félix fue la otra compañera en películas como Enamorada (1946) y Maclovia (1948).

Con un éxito nacional, era el tiempo de buscar algo más grande y así fue como llegó a Hollywood con Fort Apache (1948) y El Fugitivo (1947), ambas de la mano de John Ford. Participó en producciones de Francia, España e Inglaterra; había logrado dar un paso grande y lo mostraba en cada actuación.

Fue nominado en seis ocasiones al Ariel, pero solo ganó por su trabajo en La Perla y El rebozo de la Soledad; también recibió el León de Oro de la Bienal de Venecia en 1947.

 The Conqueror

En 1956 con una carrera al alza, Armendáriz participó en la cinta The Conqueror, producida por el millonario Howard Hughes. La filmación se hizo en Utah, cerca de un sitio donde el gobierno de Estados Unidos había realizado pruebas nucleares con Nevada. La radiactividad era tan fuerte que muchos de los actores y equipo que participaron en la película fueron enfermando de cáncer, como el caso de Pedro.

De las 220 personas involucradas en la filmación, 91 enfermaron de cáncer y 46 fallecieron a consecuencia de este mal, entre ellos, las leyendas John Wayne, por afectaciones en el estómago y pulmó; Susan Hayward por cáncer en el cerebro; Agnes Mooredead, en el pulmón: además del director, Dick Powell, por los ganglios linfáticos.

Aunque Pedro sabía de las enfermedades de sus compañeros, no había presentado hasta ese momento signo alguno, así que siguió trabajando.

Armendáriz participó en la segunda cinta de James Bond en 1963 al lado de Sean Connery, From Russia with love, en el papel de Kerim Bey, jefe del Servicio Secreto turco. Para ese entonces, la situación había cambiado y el actor ya presentaba los primeros signos de cáncer.

Pedro Armendáriz comenzó a sufrir problemas con la cadera, tenía fuertes dolores y eso lo llevó al médico. A los 51 años, el actor fue diagnosticado con cáncer de estómago en etapa terminal.

Ya con metástasis, Pedro decidió quitarse la vida de un tiro en el pecho durante su estancia en el hospital de la Universidad de California en los Ángeles.

 La vida y muerte de una leyenda…

 

 

 

 

 

 

 

 

Modificado por última vez en Domingo, 25 Junio 2017 23:58