Comí kiwi en ayunas durante dos semanas y esto me pasó

Miércoles, 03 Julio 2019 02:45 Escrito por  http://www.cocinadelirante.com/ Publicado en Entretenimiento Visto 257 veces

Decidí comer kiwi en ayunas durante un par de semanas y experimentar qué le pasaba a mi cuerpo en el proceso, debo admitir que el resultado me pareció increíble, pues estaba un poco escéptica con todo lo que leía en Internet acerca de esta fruta.

Leyendo estudios y blogs en Internet, me di cuenta que el kiwi es una fruta rica en vitamina C, la cual es la que protege y refuerza al sistema inmune. Con los cambios de clima tan horribles que hay en la ciudad donde vivo (CDMX) decidí intentarlo.

Comer kiwi en ayunas, según, ayudaría a reforzar mis defensas entre otras cosas como:

 Ayuda a la digestión

Es antioxidante natural

Refuerza y protege al sistema inmune

Mejora la circulación

Evita coágulos innecesarios en la sangre

Ayuda a controla la diabetes

Regula la presión sanguínea

Mejora la salud del corazón

Ayuda a tener una mejor visión

Estimula la pérdida de peso

Ayuda a dormir mejor

Absorbe mejor el hierro

Protege la piel

Previene el cáncer

Beneficios en el embarazo

Trata la fibrosis quística

Mejora el equilibro alcalino

Entre todos los beneficios anteriormente mencionados, me dio mucha curiosidad saber cómo me sentiría después de comer kiwi en ayunas durante dos semanas, los resultados me gustaron y estoy satisfecha, posiblemente lo siga comiendo un rato más.

Claro que no puedo probar que me ayudó a prevenir el cáncer o mejoró mi circulación y el tratamiento contra la diabetes porque, afortunadamente, no sufro de ninguna de esas enfermedades y males, pero sí puedo asegurar que me ayudó para algunas cosas.

Comer kiwi todas las mañanas me protegió completamente sufrir por un resfriado, así que sí puedo decir que reforzó mi sistema inmune gracias a las grandes cantidades que tiene de vitamina C.

Puedo decir que antes de hacerlo mi garganta dolía mucho, entre calor, frío y lluvia comenzaba a sentir el cuerpo cortado, mocosa nasal y dolores de cabeza, a los dos días de empezar con el experimento, ¡no sentía nada! Pareció magia.

Entre otras cosas, comer kiwi también mejoró el aspecto de mi piel y no permitió que me salieran barros indeseados en esos días especiales que tenemos todas las mujeres, además, mi cara se siente hidrata y suave, ¿puede ser mejor?

Ya mencioné porqué decidí hacer este experimento, pero quiero recomendarlo porque (en serio) me pareció maravilloso el cambio. Mi dieta no es la mejor y mis hábitos alimenticios menos, pero claro que me puedo dar el tiempo para comer un kiwi todas las mañanas.

Viendo los resultados y sabiendo que, seguramente, todo lo que se dice sobre la fruta es verdad me motiva a tenerlo más cerca de casa. Así que decidí plantarlo en una maceta, para saber cómo hacerlo da clic aquí.

 Además de comer kiwi, recomiendo ampliamente plantarlo: es mucho más económico cosecharlo en casa y cuidar plantas es maravilloso, además estará libre de pesticidas y todo será mucho mejor.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Modificado por última vez en Miércoles, 03 Julio 2019 02:52