Como era su costumbre, el presidente daba órdenes de reprimir cualquier protesta en contra de su régimen y el 2 de octubre no fue la excepción…

Su imagen aparecía en las caricaturas de los diarios de circulación nacional, era un simio con la cara de Díaz Ordaz, el presidente mexicano que, reacio a la crítica, era duro, autoritario, un tirano en potencia para el que la democracia no existía, que acallaba las voces con una simple orden. Dispuesto a matar por conseguir el "bienestar de la República". El estado era Díaz Ordaz.

Gustavo Díaz Ordaz nació el 12 de marzo de 1911 en San Andrés Chalchicomula, Puebla. Estudió leyes en el Colegio del Estado de Puebla y se afilió al Partido Revolucionario Institucional (PRI) en el ala más conservadora.

Díaz Ordaz fue funcionario del Consejo de Conciliación y Arbitraje y presidente del Supremo Tribunal de Justicia, además fue vicerrector de la Universidad de Puebla. Fue diputado federal y senador por su partido, y fue la amistad que desarrolló con Manuel Ávila Camacho la que le introdujo a las grandes ligas. En 1963 fue postulado como candidato a la Presidencia de la República, resultó electo y asumió el cargo el 8 de septiembre de 1964.

El punto clave del sexenio de Díaz Ordaz llegó la noche del 2 de octubre de 1968, unos días antes de las Olimpiadas en México. Ese día, un grupo de policías disfrazados de civiles asesinaron a cientos de estudiantes que se manifestaban en contra de su política autoritaria.

A pesar de que la noticia no fue difundida como tal, años más tarde, la verdad salió a flote. Como era su costumbre, el presidente daba órdenes de reprimir cualquier protesta en contra de su régimen y el 2 de octubre no fue la excepción.

Díaz Ordaz dejó de ser presidente en diciembre de 1970 y murió el 15 de julio 1979.

El gobierno de Díaz Ordaz estuvo permeado de claroscuros, pero estos son algunos de los puntos clave de su gobierno…

La economía

Gustavo Díaz Ordaz recibió del gobierno de Adolfo López Mateos una creciente economía nacional. Con una adecuada política fiscal y crediticia logró un crecimiento de entre el 6 y el 8% con relación al PIB, gracias a que se dio preferencia a la inversión nacional sobre la extranjera.

 El tratado de Tlatelolco

En 1967, Díaz Ordaz firmó en la Secretaría de Relaciones Exteriores este acuerdo que se componía de la firma de 21 países iberoamericanos y en el cual se prohibía la fabricación, posesión y utilización de armas nucleares en América Latina, el compromiso: usarla sólo con fines pacíficos.

El Metro

Díaz Ordaz “dio” a los mexicanos el transporte más usado en la Ciudad de México. Gracias al acercamiento con el gobierno francés a través de la figura de la actriz María Félix, se logró un crédito para que el 29 de abril de 1967 se iniciaran las obras con un costo de 2 mil 350 MDP.

El voto a los jóvenes

El 22 de diciembre de 1969 se publicó el decreto que otorgó la ciudadanía a los jóvenes mexicanos al cumplir 18 años de edad, antes se daba a los 21.

La Ley del Trabajo

El 1 de mayo de 1970, el presidente promulgó la Ley Federal del Trabajo en el que se plasmaron las regulaciones que establecen las relaciones entre patrones y trabajadores; señaló cómo debían ser los salarios, las prestaciones, los riesgos de trabajo, las indemnizaciones y los despidos.

Las Olimpiadas de 1968

Con consignas como ¡No queremos Olimpiada, queremos revolución!, los jóvenes hacían notar su descontento con el sistema de gobierno impuesto por el PRI; aprovecharon que los ojos del mundo estarían sobre el país para protestar. El 12 de octubre se inauguraron los primeros juegos en el país.

Política agraria

Díaz Ordaz llevó a cabo un gran reparto de tierras de más de 24 millones de hectáreas. Gracias al impulso de la industrialización rural y las obras de irrigación se logró un plan agrario integral, pero la mano dura en el campo no se contuvo a pesar del apoyo que proporcionó.

Las huelgas estudiantiles

La mano autoritaria de Ordaz dio origen a las primeras protestas en 1965, que generó que la clase media de la sociedad se levantara. En primer lugar fueron los médicos que fueron reprimidos y encarcelados por su postura contra el gobierno. Ese fue el primer indicativo de lo que estaba por venir.

La inversión para PEMEX

En su sexenio se creó el Instituto Mexicano del Petróleo, ocho plantas de refinería y se dio un gran impulso a la petroquímica. Se amplió el servicio eléctrico y se crearon presas y torres de comunicaciones en diversas partes del país. Además de ocho aeropuertos y una importante red carretera.

2 de octubre, NO SE OLVIDA

 La indignación comenzó por una riña entre las Vocas 3 y 5 del IPN y estudiantes de la prepa Isaac Ochoterena. El 2 de octubre, Díaz Ordaz dio la orden de reprimir una manifestación en la Plaza de las Tres Culturas, hasta hoy se desconoce el número de estudiantes muertos ahí.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Blanche Monnier desapareció en 1876 y pocos se preguntaron por ella, hasta que una carta reabrió uno de los casos más tétricos de la historia

La mayoría de nosotros tenemos la idea de que en el pasado, todas las familias eran muy conservadoras y cuadradas. Hasta cierto punto es algo normal, pero hay historias de épocas pasadas que rayan en la locura y te erizan la piel.

Tal es el caso de Blanche Monnier, una joven de la aristocracia francesa de finales del siglo XIX. Ella fue una niña tímida, insegura y llevaba una relación complicada con su madre, por lo que tuvo constantes problemas de anorexia. Su padre había muerto años antes.

A sus 25 años, era una chica con un futuro brillante, pero cometió un gran error, al menos para su familia: se enamoró de un abogado, quien era mayor que ella y pobre.

Su madre, al ver que el futuro de su hija estaba en riesgo, tomó la decisión de encerrar a Blanche en el ático de su casa para que se olvidara de ese amor. Era el año de 1876 y para la sociedad, Monnier había desaparecido misteriosamente, sin dejar rastro.

Al no encontrar pistas de su paradero, la policía cerró el caso. Sin embargo, 25 años después, las autoridades recibieron una carta anónima donde se explicaba, con detalles, el encierro que sufría la joven.

La carta decía: “Señor fiscal general, tengo el honor de informarle de un acontecimiento excepcionalmente serio. Me refiero a una solterona que está encerrada en la casa de la señora Monnier, casi muerta de hambre, y que ha vivido sobre basura podrida durante los últimos 25 años. Es decir, sus propios desechos”.

La policía no daba crédito, pues la familia Monnier tenía una reputación intachable. Aún así realizaron una inspección en la casa, donde encontraron una puerta cerrada con llave. Al abrirla, lo primero que percibieron fue un hedor insoportable.

Ahí encontraron a Blanche, una mujer de 49 años de edad que pesaba sólo 25 kilos, rodeada de cucarachas, sobras de comida y excremento.

 La señora Monnier confesó todo, fue arrestada y murió 15 días después. Blanche fue internada en una clínica psiquiátrica, donde murió en 1913, tras ser víctima de uno de los hechos más macabros de los últimos tiempos. Hasta ahora, no se sabe quién envió la carta a la policía.

 

 

 

 

 

 

Detrás del rostro de la afamada Anjelica Huston, hay una historia llena de desamor y violencia

Morticia es un personaje que todos ubicamos, sí, ese que fue interpretado por la actriz Anjelica Huston, y que marcó a toda una generación con las aventuras de La Familia Adams, pero pocos conocen la historia de sufrimiento que esta actriz lleva a cuestas.

Anjelica nació el 8 de julio de 1951 en Los Ángeles, California, en Estados Unidos. Muy lejos de ahí, en el corazón de la selva del Congo belga, su padre, John Huston, se concentraba en el rodaje de la película La reina de África cuando un mensajero le entregó un telegrama con la noticia de que se había convertido en padre.

Cuando Katharine Hepburn, protagonista de la cinta vio que Huston se metió el papel al bolsillo, le preguntó: “Por Dios, John, ¿qué dice?”. A lo que él respondió: “Es niña, su nombre es Anjelica”.

La actriz, hija de la modelo y bailarina Enrica “Ricki” Soma, pasó los primeros años de su infancia en Galway, Irlanda. Cuando tenía 11 años de edad, sus padres se divorciaron, ya que John había tenido un hijo fuera del matrimonio, por lo que se fue con su madre a vivir a Londres.

Cuando Anjelica Huston tenía 17 años, su madre murió en un accidente automovilístico, algo que la afectó a lo largo de su vida.

A finales de los años 60, debutó como actriz. Participó en Hamlet (1969) y protagonizó la película medieval dirigida por su padre A Walk with Love and Death (1969), ésta última no recibió muy buenas críticas.

A principios de los años 70, se trasladó a los Estados Unidos, pero ahí se desempeñó principalmente como modelo. Anjelica regresó a la pantalla grande hasta 1976, con la cinta The Last Tycoon.

Gracias a una actuación en otra cinta de su padre, Prizzi's Honor (1985), Anjelica Huston ganó el Oscar a la Mejor Actriz de Reparto. Después de esta cinta, la actriz californiana fue nominada a la estatuilla por Enemies: A Love Story (1989) y The Grifters (1990).

Pero sin duda, uno de sus trabajos más recordados es el de Morticia en The Addams Family (1991) y Addams Family Values (1993). Aunque este papel no fue inicialmente interpretado por ella, pues Carolyn Jones ya le había dado vida. Sin embargo, con estas dos cintas, Anjelica logró que se hiciera famoso a nivel internacional.

La relación con su padre

 En sus memorias, la actriz norteamericana de 66 años de edad, rememora su vida y reconoce la influencia determinante que su padre, John, tuvo sobre ella, a pesar de la indiferencia que le mostró durante su infancia.

 Si ves las fotos de Anjelica junto a su padre, cuando era adolescente, pensarías que esa etapa de su vida estuvo llena de momentos especiales y risas compartidas, pero el afecto de John por su hija, apenas si era notorio. El hombre estaba más preocupado por su trabajo, produciendo películas, que en las necesidades de su hija.

Grandes y tormentosos amores

Al llegar a los Estados Unidos, conoció a Jack Nicholson, de quien se enamoró perdidamente, y con quien sostuvo una tormentosa relación sentimental de 16 años, aunque nunca llegaron a casarse. La actriz ha señalado que nunca se dio cuenta de que Jack era un mujeriego de primera, aunque eso sí, era bastante discreto.

Una vez, al descubrir una infidelidad, Anjelica se le fue encima al actor, golpeándolo varias veces en la cabeza y los hombros.

Otro triste episodio en su relación, fue cuando Nicholson le reveló que la actriz Rebecca Broussard estaba esperando un hijo de él. Fue en 1989, que el actor llamó a Huston para invitarla a cenar. Jack le dijo: “Tengo algo que decirte. Alguien va a tener un bebé”. Así, con esas palabras, terminó de romper su corazón.

Aunque Jack Nicholson estaría junto a la madre de su hijo, no quería que su relación con Anjelica cambiara, pero la actriz recordó cuando su padre les reveló a ella y a su hermano que tenía otra familia. Así que fue tajante en su respuesta y decidió terminar con su romance.

El actor no se daba por vencido y seguía buscándola, de hecho, en la Navidad de 1989, le envió una pulsera de perlas y diamantes que en algún momento, Franck Sinatra le había regalado a Ava Gardner. En la nota del obsequio, escribió esta dedicatoria: “Estas perlas de tu cerdo. Con los mejores deseos para las fiestas. Disfrútalas. Tu Jack”.

Pero en una de las tantas rupturas que tuvo con Jack, Anjelica comenzó a salir con el actor Ryan O'Neal, de quien se separó al vivir una de las experiencias más violentas de su vida. Él era boxeador aficionado, y la agredió en una fiesta. Por alguna razón, nada justificable, la tomó por el cabello y le dio un cabezazo en la frente.

Su último amor

 Su único marido fue Robert Graham, un escultor mexicano-estadounidense que vivió y se consagró como artista plástico. Se estableció en Los Ángeles y sus monumentales obras en bronce son reconocidas por resaltar a la figura humana.

 Se casaron en 1992 y vivieron en una casa de cinco pisos diseñada por el mismo Graham, en Venice, California, hasta que él falleció el 27 de diciembre de 2008. Anjelica no quería vivir en un lugar lleno de tantos recuerdos, por lo que en 2014, vendió el inmueble por 11 millones de dólares. Desde ese entonces no ha querido rehacer su vida.

 La actriz nunca fue madre, quizá, uno de los motivos es que con el amor de su vida (Jack Nicholson) no lo consiguió, y por otro lado, estuvo entregada a su carrera profesional.

 

 

 

 

 

 

 

 

10 profecías de Nostradamus que NO se cumplieron

Sábado, 01 Julio 2017 23:51 Escrito por

El astrónomo francés publicó diversas predicciones de las cuales algunas sí han sucedido y otras no…

Sabio para algunos y farsante para otros, Michel de Notredame, mejor conocido como Nostradamus, nació el 14 de diciembre de 1503 en una pequeña localidad del sur de Francia, y desde su infancia destacó por su gran interés en la lectura y los idiomas, al mismo tiempo que su bisabuelo comenzó a instruirle en el campo que lo haría famoso: las ciencias astrales.

Después de estudiar medicina y contraer matrimonio, Nostradamus comenzó a hacer uso de su presunta capacidad para predecir el futuro, logrando publicar desde horóscopos hasta almanaques. Durante su segundo matrimonio, Michael comenzó a emplear su “don de clarividencia” y conforme sus presagios se iban cumpliendo, su popularidad iba creciendo.

Nostradamus falleció a la edad de 62 años, el 2 de julio de 1566, a causa de un edema, pero dejó una gran cantidad de profecías escritas, las cuales están recopiladas en 10 tomos que se conocen como Centurias, de los cuales cada uno se encuentra elaborado con 100 predicciones de 4 versos cada una.

Como bien lo menciona el portal ehowenespanol.com, las predicciones de Nostradamussorprenden al mundo cada vez que un acontecimiento conmociona al planeta, pero muchos sus pronósticos no siempre se cumplen.

Sin embargo, al hombre también hay que darle el beneficio de la duda, pues según información de diversos portales en la web, existen algunas profecías que sí se han cumplido, pues pronosticó desde la caída de las Torres Gemelas hasta la llegada de Hitler al poder, así lo menciona el portal ABC.

 Entre estas profecías sí cumplidas podemos encontrar las siguientes:

 El nacimiento de Napoleón Bonaparte y su posterior alzamiento como emperador de Francia.

Las dos bombas atómicas que Estados Unidos lanzó sobre las ciudades japonesas de Hiroshima y Nagasaki.

Asesinato del Presidente de los Estados Unidos John F. Kennedy y la muerte de su hermano, el senador Robert Kennedy, quien falleció después de la una de la madrugada.

El nacimiento de Hitler y su subida al poder.

Los trágicos atentados sucedidos el 11 de septiembre de 2001 en E.U. cuando dos aviones chocaron contra las Torres Gemelas de Nueva York.

Por otro lado y para algunos, Nostradamus no ha sido más que un farsante, pues así como existen profecías cumplidas, existen muchas otras que no han llegado a suceder, y es precisamente en este sentido en los que la redacción de De10.mx nos hemos dado a la tarea de investigar, para poder recopilarlas y traerlas para que las conozcas…

Las 10 profecías de Nostradamus que no se cumplieron.

El fin del mundo

Es una de las más famosas del profeta, pero parece que no le atinó al año, pues en una de sus cuartetas afirmaba que “en el séptimo mes del año 1999 desde el cielo vendrá el gran rey del terror”, lo que muchos interpretaron como el fin, que no sucedió.

La Tercera Guerra Mundial

Según Nostradamus, ésta se iniciaría el 6 de septiembre de 2006, sin embargo no sucedió; además firmó que el año siguiente habría una pestilencia de la que ni jóvenes ni viejos ni bestias sobrevivirían, y tampoco sucedió.

Su propia muerte

Sí, por increíble que parezca Nostradamus intentó adivinar la fecha de su muerte. Predijo que iba a morir en noviembre de 1567, no obstante, Nostradamus murió a causa de un edema en julio de 1566, casi un año antes de lo que él mismo dijo.

El Papa asesinado

Como parte de su vaticinio de atentados en Italia, Nostradamus había previsto que para 2010 el Papa Benedicto XVI iba a ser atacado y muerto por una mujer. Algunos tienen sospechas de que esta profecía recae sobre la dudosa muerte de Juan Pablo I en 1978

 Muerte de Juan Pablo II

 Según otra de sus profecías, el Papa iba a morir en la isla de Capri tras huir del Vaticano a causa de una invasión rusa, ya que iba a ser capturado e incinerado, sin embargo, Juan Pablo II murió en 2005 por causas naturales.

Virus mortal

En sus cuartetas, el astrologo anunciaba que para el año 2011 la humanidad entera sería víctima de una pandemia desencadenada por una guerra bacteriológica causada por armas químicas.

El anticristo

Según Nostradamus, el anticristo destruiría a tres países importantes en una larga guerra de aproximadamente 27 años, la cual comenzaría en 1999 y terminaría hasta el año 2026.

Fin de España

El profeta postuló que España iba a ser cautivada por el jefe del estado libio. Muchos seguidores del astrólogo francés creían que esta cuarteta estaba centrada en la figura de Muamar Gadafi, líder durante más de 42 de Libia y que fue asesinado en 2011.

Caída de París

El astrologo predijo que hacia 1999 en Francia iba a ser restaurada la monarquía. Según Nostradamus, a partir de ese momento, comenzaría la debacle en el país que iba a materializarse con sucesivas invasiones de los musulmanes.

Fin de los impuestos

"Las personas se niegan a pagar impuestos al rey", sentenció el francés y algunos investigadores aseguraron que Nostradamus se refería a este suceso debido a las protestas ocurridas en 2011 en medio oriente, pero ningún impuesto ha sido abolido.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El trágico suicidio de Pedro Armendáriz

Domingo, 25 Junio 2017 23:50 Escrito por

Ante la inminente llegada de un cáncer terminal, el histrión decidió quitarse la vida el 18 de junio de 1963

Pedro Gregorio Armendáriz Hastings nació el 9 de mayo de 1912, era hijo del mexicano Pedro Armendáriz García-Conde y la estadounidense Adela Hastings. Vivió con sus padres en Texas donde estudió por un tiempo, pero siguió en San Luis Obispo en California; ahí terminó la carrera de Ingeniería en la Universidad Politécnica Estatal de California, aunque algunas fuentes dicen que  también se licenció en Derecho.

Su carrera en el teatro inició con un grupo con el que montaba piezas en la Universidad de California, pero el cine era su mayor pasión.

Cuando terminó sus estudios, se trasladó a la Ciudad de México donde comenzó a trabajar como ferrocarrilero, fue guía de turistas y hasta periodista en la revista bilingüe México Real.

Ya en la capital del país fue descubierto por el director de cine Miguel Zacarías, cuando Armendáriz recitaba un monólogo de Hamlet a un turista estadounidense. Filmó su primera cinta María Elena a los 22 años, pero fue el encuentro con el cineasta Emilio “El Indio” Fernández lo que catapultó la carrera de Pedro.

El actor y director hicieron una de las mejores mancuernas del séptimo arte y comenzaron a colaborar en proyecto como Soy puro mexicano (1942), Flor Silvestre (1942) y María Candelaria (1943)

Bajo la tutela de Emilio Fernández, el actor desarrolló una voz y personalidad inconfundibles, era el histrión preferido como “macho”, pero también con un aire de distinción y elegancia que nadie más poseía.

A lado de Dolores del Río hizo una de las parejas más recordadas del cine de la Época de Oro en María Candelaria, que dio proyección internacional a ambos actores y al director Fernández. La historia narra el amor de dos indígenas enfrentados al destino por una decisión pasada. El filme logró el galardón de la Palma de Oro en el Festival de Cannes en 1946 y lanzó a Pedro al estrellato en el mundo.

Armendáriz rodó otros destacados títulos con Dolores del Río, entre los que sobresalen Las abandonadas (1944), Bugambilia (1944) y La malquerida (1949). María Félix fue la otra compañera en películas como Enamorada (1946) y Maclovia (1948).

Con un éxito nacional, era el tiempo de buscar algo más grande y así fue como llegó a Hollywood con Fort Apache (1948) y El Fugitivo (1947), ambas de la mano de John Ford. Participó en producciones de Francia, España e Inglaterra; había logrado dar un paso grande y lo mostraba en cada actuación.

Fue nominado en seis ocasiones al Ariel, pero solo ganó por su trabajo en La Perla y El rebozo de la Soledad; también recibió el León de Oro de la Bienal de Venecia en 1947.

 The Conqueror

En 1956 con una carrera al alza, Armendáriz participó en la cinta The Conqueror, producida por el millonario Howard Hughes. La filmación se hizo en Utah, cerca de un sitio donde el gobierno de Estados Unidos había realizado pruebas nucleares con Nevada. La radiactividad era tan fuerte que muchos de los actores y equipo que participaron en la película fueron enfermando de cáncer, como el caso de Pedro.

De las 220 personas involucradas en la filmación, 91 enfermaron de cáncer y 46 fallecieron a consecuencia de este mal, entre ellos, las leyendas John Wayne, por afectaciones en el estómago y pulmó; Susan Hayward por cáncer en el cerebro; Agnes Mooredead, en el pulmón: además del director, Dick Powell, por los ganglios linfáticos.

Aunque Pedro sabía de las enfermedades de sus compañeros, no había presentado hasta ese momento signo alguno, así que siguió trabajando.

Armendáriz participó en la segunda cinta de James Bond en 1963 al lado de Sean Connery, From Russia with love, en el papel de Kerim Bey, jefe del Servicio Secreto turco. Para ese entonces, la situación había cambiado y el actor ya presentaba los primeros signos de cáncer.

Pedro Armendáriz comenzó a sufrir problemas con la cadera, tenía fuertes dolores y eso lo llevó al médico. A los 51 años, el actor fue diagnosticado con cáncer de estómago en etapa terminal.

Ya con metástasis, Pedro decidió quitarse la vida de un tiro en el pecho durante su estancia en el hospital de la Universidad de California en los Ángeles.

 La vida y muerte de una leyenda…

 

 

 

 

 

 

 

 

La cara y el nombre de Danny Trejo seguro que le suena a más de uno. Este peculiar actor a ha parecido en cientos de películas y series famosas. Debido a su físico característico casi siempre a encarnado el papel de criminal, ex convicto o antihéroe.

Lo que poca gente sabe es que muchos de estos papeles están más cerca de su vida real de lo que creemos. La historia de este actor norteamericano, con ascendencia mexicana,  no se parece mucho a la de la mayoría de sus colegas de profesión. De hecho, su vida podría ser perfectamente el guión de una película de éxito.

Danny Trejo nació en un barrio de Los Ángeles el 16 de Mayo de 1944. Su madre y su padre eran de clase trabajadora e intentaron que Danny siguiera el buen camino. Pero él era un joven rebelde. Desde muy joven empezó a frecuentar malas compañías y a delinquir. Con 8 años ya consumía marihuana asiduamente, a los 12 era adicto a la heroína.

Su adolescencia y juventud la pasó entrando y saliendo de la cárcel. Aunque hay versiones contradictorias sobre su estancia en la cárcel, se sabe que llegó a cumplir 9 años de condena por atraco a mano armada y posesión de narcóticos. La estancia en la cárcel de San Quentin fue el momento en el que Danny decidió enderezar su vida.

A pesar de las dificultades supo enderezar su vida a tiempo

Durante esos 9 años practicó una de sus grandes pasiones, el boxeo. Ganó varios campeonatos en prisión. Cuando cumplió condena se apuntó a un programa de desintoxicación. Una vez superó su adicción se dedicó a ayudar a jóvenes drogadictos para que siguiesen sus pasos.

Su carrera cinematográfica empezó de casualidad. En 1985 Trejo visitó el set de rodaje del film “El tren del infierno” (Runaway Train). Su misión era asesorar al actor Eric Roberts en algunos movimientos pugilísticos. Al ver su peculiar aspecto le ofrecieron rápidamente un papel como convicto.

Desde ese momento su carrera se disparó y acabó apareciendo en innumerables películas. Sus papeles siempre han sido de criminal, ex convicto, narcotraficante, etc.

Danny Trejo y el director Robert Rodriguez son primos segundos, pero ninguno de los dos lo supo hasta 1995, cuando ambos se encontraban trabajando en la película “Desperado” (remake americano de “El mariachi”). Poco a poco ha ido ganando importancia dentro de la industria y en 2010 llego a protagonizar su propia película, “Machete”.

Si bien ya era un actor conocido, este film fue el que lo encumbró como estrella mediatica. A partir de ahí es cuando sus papeles han ido ganando en profundidad e importancia. De hecho en la serie “Hijos de la anarquía” (Sons of Anarchy) interpreta al jefe de un cartel de droga con mucho peso en la trama.

Su popularidad le ha llevado a aparecer en cómics, videoclips musicales, e incluso videojuegos. Actualmente su carrera profesional pasa por ser dueño de una productora y continuar con sus papeles de tipo duro.

 También tiene una cadena de restaurantes de comida mexicana, una marca de cerveza, café, etc. Danny Trejo supo encauzar su vida a tiempo. Pasó de ser un joven con un mal porvenir a una estrella famosa y reconocida a nivel mundial.

 

 

 

 

 

 

 

 

La mulata de cordoba

Viernes, 19 Mayo 2017 18:00 Escrito por

Una mujer de origen mulata se encontraba en medio de una población muy católica, ellos veían algunas cosas de su comportamiento muy extrañas La mulata de cordobacomo por ejemplo que ella podía curar a los enfermos con unas hierbas y un brebaje que elaboraba, en medio de la época de la inquisición sucedió y su belleza era incomparable con la de las otras mujeres, por eso es que si bien la gente no sospechaba nada de la mulata debido a que religiosamente nunca faltaba a la iglesia ni a la misa tampoco, el coronel del pueblo se enamoró de ella perdidamente, cuando lo rechazó fuertemente es que la denunció como bruja ante todos y así se la condenó a la muerte, era totalmente injusto porque según la mayoría no se lo merecía, ella iba a morir en pocas horas y se encontraba entonces encarcelada.

Durante su encarcelamiento se pidió un crayón a su carcelero solamente para hacer un dibujo antes de morir, dibujo en toda la pared de la habitación de cárcel un barco, entonces se dirigió al hombre y le preguntó qué era lo que le estaba faltando y él por último le respondió “Navegar”, entonces ella inmediatamente se subió al barco y dijo, ahora navegará, el guardia pudo ver como se iba por la pared hasta desaparecer, nunca más se supo nada del barco, es como si nunca se hubiera dibujado, tampoco de la mulata, es como si nunca hubiera existido, al guardia de cárcel lo tomaron por loco y no creyeron ninguna de las palabras que dijo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Conocido es el hecho de que Octavio fue el primer emperador del próspero Imperio Romano, entre los años 27 a.C. y 14 d.C., pasando a ser llamado desde el momento en el que tomó posesión del cargo como ‘Augusto’ (sobrenombre que el senado decidió otorgar a quien ostentaba tal magno cargo).

Muchos fueron los problemas con los que se enfrentó en las cuatro décadas en las que permaneció al frente del imperio (fue el emperador que más tiempo lo estuvo) y múltiples los quebraderos de cabeza por razones de Estado, pero entre toda esa amalgama de contrariedades hubo una persona que logró quitarle el sueño en más de una ocasión y a la quien, sintiéndolo en el  alma, tuvo que ordenar desterrar a Pandataria -una minúscula y abandonada isla mediterránea con una extensión aproximada de un kilómetro y medio-, a su propia y única hija natural Julia (conocida a través de los libros y crónicas como Julia la Mayor para ser diferenciada posteriormente de su hija, personaje también relevante en la Historia de Roma).

El motivo por el que Augusto tuvo que tomar tan drástica decisión fue el enterarse de la escandalosa y promiscua vida que llevaba su hija, justo en el momento en el que él mismo había dictado una serie de leyes que castigaban el adulterio y los excesos sexuales en todo el imperio.

Julia la Mayor nació el año 39 a.C. y ese mismo día su padre decidía abandonar a su esposa Escribonia (con la que había estado casado poco más de un año) y llevarse a su hija a vivir con él y con su nueva esposa Livia Drusila.

Fue educada por su madrastra de un modo estricto, con el objetivo de hacer de ella una buena y servicial esposa, en una época en la que la mayoría de matrimonios eran en realidad acuerdos políticos y comerciales.

A los 14 años la obligaron a contraer matrimonio con su primo hermano Marco Claudio Marcelo. Un matrimonio que tan solo duró dos años al fallecer éste inesperadamente tras sufrir una misteriosa intoxicación (todo apunta a que fue envenenado por la pérfida y ambiciosa Livia Drusila).

Tras enviudar y a la espera de ser emparejada con nuevo marido, a Julia se le comenzó a despertar la curiosidad de tener esporádicamente alguna relación sexual secreta; algo que satisfizo y que en el futuro llevó a la práctica en múltiples ocasiones.

El año 21 a.C. (cuando Julia contaba 18 años de edad) se le concertó un nuevo matrimonio. Esta vez con Marco Vipsanio Agripa, 24 años mayor que ella y uno de los más firmes e íntimos amigos de Augusto (cuando éste ya era emperador) con el que vio la conveniencia de emparejarlo con su hija, con el propósito de afianzar los lazos entre ambos amigos y viendo en él al padre de un posible sucesor (aunque Livia Drusila tenía planeado que quien lo sucediera fuera el hijo de ésta, Tiberio Claudio Nerón).

A lo largo de los nueve años que duró este nuevo matrimonio, Vipsanio tuvo que ausentarse de Roma en múltiples ocasiones para atender todo tipo de asuntos imperiales que le mandaba Augusto, ausencias que aprovechó Julia para reunirse con nuevas amistades, de las que surgieron un buen número de amantes.

Del matrimonio, a pesar de la diferencia de edad y no existir un ápice de amor entre Julia y Vipsanio nacieron cinco hijos (tres varones y dos hembras, una de ellas la mencionada Julia unos párrafos más arriba). Una unión que tan solo duró nueve años, cuando Julia estaba embarazada de su quinto hijo, debido a que él falleció a los 51 años de edad.

Nuevamente Julia la Mayor se quedaba viuda y tras dar a luz empezó a tener relaciones sexuales con amantes esporádicos. Algunas crónicas apuntan que el furor uterino (tal y como lo describen) de la joven Julia -tenía 27 años- era a causa de un potente afrodisiaco que le había administrado su madrastra Livia Drusila con el fin de que se enamorada y casara con el hijo de ésta (fruto de su primer matrimonio) Tiberio Claudio Nerón, al que su madre convenció para que se divorciara de su primera esposa y contrajera matrimonio con la hija de Augusto.

Tiberio tan solo tenía tres años más que Julia y aunque todo apuntaba a que podía ser un matrimonio feliz y duradero (sobre todo porque ambos eran hermanastros y él estaba destinado a suceder a Augusto) no lo fue realmente.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Se acerca el 10 de mayo pero, ¿conoces la historia de este festejo? Un destacado periodista de inicios del siglo XX fue quien instituyo la celebración

Año con año el 10 de mayo es una fecha que no puede pasar desapercibida en México; flores, joyas, chocolates, grandes comidas y cenas, se mezclan para conmemorar a las insustituibles madres mexicanas. El festejo, con más de cien años de tradición en México, fue instituido por un destacado periodista inspirado en la celebración realizada en Estados Unidos.

Fue en 1922 cuando Rafael Alducín, periodista poblano, emulando la tradición estadounidense, instauró el 10 de mayo como el día para celebrar a la madre, pues para él homenajear a las mamás era necesario puesto que “no hay sacrificio suficientemente grande para el corazón de una madre; no hay cáliz de dolor y amargura que ésta no esté dispuesta a llevar a sus labios, si puede evitar una gota tan sólo de acíbar a los seres queridos, prolongación de su propia vida; no hay manera de poder aquilatar con certeza la profundidad y alcance del amor materno”.

De este modo, la convocatoria para institucionalizar el Día de las Madres fue lanzada en las páginas del diario, que Rafael Alducín dirigía, el 13 de abril de 1922 y como consecuencia, el 10 de mayo de 1922 festejó por primera vez en México a las madres.

Diez años más tarde, el presidente Manuel Ávila Camacho colocaría la primera piedra del Monumento a la Madre en la Ciudad de México, donde también una placa dicta "A la que nos amó antes de conocernos".

 

Países como El Salvador, Guatemala, India, Malasia, Omán, Singapur, Catar, también utilizan el 10 de mayo como fecha para conmemorar a las madres.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Francisco Primo de Verdad y Ramos nació el día 9 de junio del año 1760 en la localidad de Lagos de Moreno, en el estado de Jalisco, en una hacienda conocida con el nombre de La Purísima Concepción. Sus padres eran españoles.

Fue mandado a realizar sus estudios al Antiguo Colegio de San Ildefonso, que estaba en la Ciudad de México. Allí cursó Derecho, convirtiéndose pues en abogado.

A pesar de ser hijo de españoles, sufrió la misma discriminación que padecían los criollos. En aquel entonces Carlos III dictó unas normativas por las cuales, entre otras injusticias, los mejores trabajos estaban reservados para las personas nacidas en España, que eran además las únicas que podían gobernar.

Primo de Verdad se empieza a relacionar con personajes del Ayuntamiento de Ciudad de México, y es nombrado Síndico. Desde este puesto, empieza a dar a conocer sus ideales, proclamando que la soberanía reside en el pueblo. Además, estaba muy pendiente de algunas de las noticias que llegaban de fuera del país, como la proclamación de la independencia en los Estados Unidos de 13 colonias inglesas o los importantes acontecimientos relacionados con la Revolución Francesa.

En 1808, el cautiverio de la familia real española hace que la colonia se encuentre en un vació de poder, al quedarse sin rey, lo que es aprovechado por Primo de Verdad, que propone a José de Iturrigaray, virrey de Nueva España, que forme un gobierno provisional formado por gente del pueblo. El plan no llega a convertirse en realidad, ya que el día 15 de septiembre de este mismo año un grupo de españoles toman el palacio real para impedir que se lleve a cabo.

Una vez la familia real española vuelve a estar en el poder, Iturrigaray es reemplazado de su cargo, siendo sustituido en el mismo por Pedro Garibay, un militar de avanzada edad y de ideología conservadora, un verdadero títere en manos españolas.

A consecuencia de estos hechos, Primo de Verdad es encarcelado en el edificio del Arzobispado de México, apareciendo muerto en su celda en circunstancias oscuras el día 4 de octubre del mismo año 1808.

 

Fue en el año 2008 que Primo de Verdad fue declarado oficialmente por el Congreso del estado de Jalisco como un héroe, uno de los impulsores de la independencia de México. En una de las plazas de Ciudad de México fue erigida una estatua en su honor.