En Ámsterdam se va a inaugurar un pasillo de supermercado "libre de plásticos". Más de 700 productos estarán disponibles sin envoltorios de plástico en el pasillo que se está instalando en una nueva tienda piloto de la cadena de supermercados Ekoplaza en la ciudad holandesa, que incluye carne, arroz, salsas, lácteos, chocolate, cereales, fruta y vegetales.

 

El problema del pástico

En los Países Bajos, Ekoplaza lanzará pasillos libres de plástico en sus 74 sucursales para finales de este año. El pasillo se usará para probar nuevos materiales biológicos compostables, así como para usar materiales tradicionales, como vidrio, metal y cartón.

Y los productos dentro del pasillo llevarán la marca de plástico libre, una etiqueta presentada por A Plastic Planet para ayudar a los compradores a identificar fácilmente los productos que están completamente libres de envases de plástico.

El grupo ambientalista A Plastic Planet, que tuvo la idea, dijo que la introducción del primer pasillo libre de plásticos del mundo fue un "momento histórico" para la lucha mundial contra la contaminación por plástico. Un cofundador de Plastic Planet, Sian Sutherland, instó a los supermercados británicos a seguir el ejemplo de Ekoplaza e introducir pasillos sin empaques de plástico a la primera oportunidad. Según Plastic Planet, los pasillos libres de plástico son una forma realmente innovadora de probar los biomateriales compostables que ofrecen una alternativa más ecológica al embalaje de plástico.”

 

 

 

 

 

 

Porque cuidar el medio ambiente puede ser muy sencillo.

Tal vez creas que para salvar al planeta hacen falta cambios radicales por parte de todos los gobiernos del mundo, y que una acción tuya no sirve de nada. Pero la realidad es que ayudar a cuidar el medio ambiente es mucho más fácil de lo que crees, y con pequeños cambios individuales estarás haciendo mucho.

Si te interesa cuidar el planeta pero no sabes por dónde empezar, o aún no estás listo para hacer cambios enormes en tu vida, sigue leyendo. Te presentamos 14 trucos simples que puedes incorporar en tu día a día.

 

1. Aprende a vivir con la filosofía de las 4 R.

-Rechaza: todo lo que te ofrezcan y no necesites. (Por ejemplo, una bolsa de plástico o una factura en papel).

-Reduce: el consumo de lo que sí necesitas, pero causa impacto negativo en el planeta.

-Reutiliza: sácale el mayor provecho a lo que ya tengas.

-Recicla: todo lo que sea posible.

 

2. Compra una botella para agua

Compra una botella de vidrio o acero inoxidable para llevar agua. De esta forma te mantendrás hidratado/a, ayudarás a evitar la contaminación, y a largo plazo ahorrarás dinero. Las de acero inoxidable mantienen el agua fría por horas y no pesan, mientras que las de vidrio son geniales para tenerlas en tu escritorio.

 

3. Ten una taza reutilizable

Y llévala cada vez que vayas a comprar café. Solo debes pedir que, en lugar de que te lo sirvan en un vaso desechable, lo hagan en el que llevas. También deberías hacerlo en tu lugar de trabajo, donde lo ideal es que tengas tu propio vaso y así evitar usar los de cartón.

 

4. Dile adiós a los sorbetes de plástico

Popotes, pajitas, sorbetes, bombillas. Si son descartables no los necesitas. Puedes comprar los que están hechos de bambú, acero inoxidable, papel, silicona, vidrio especial, o simplemente no usar ninguno y listo. Es muy importante renunciar a este producto, ya que tardan más de 200 años en desintegrarse.

 

5. Ten una bolsa reutilizable

Siempre es mejor llevar contigo una bolsa de tela. Las bolas de plástico tardan más de 1000 años en desaparecer del planeta y se utilizan una sola vez, en cambio las de tela se pueden usar todas las veces que quieras.

 

6. Cuando pidas comida, diles que no incluyan cubiertos

Muchas veces cuando pides comida a domicilio te incluyen cubiertos de plástico. Esto no tiene ningún sentido ya que en tu casa tienes cubiertos reutilizables.También ayudaría mucho que lleves contigo cubiertos, para usarlos cuando vayas a comer en un sitio que ofrezca cubertería de plástico.

 

7. Compra las verduras sin envoltura

En lugar de comprar legumbres, hierbas, verduras y frutas pre-empaquetadas, compra las que vienen sin envoltorio de plástico.

 

8. Elige los mercados independientes

Cambia las grandes cadenas de supermercados por los mercaditos independientes, orgánicos y/o al aire libre. No solo estarás comiendo más saludable, sino que obtendrás productos sin tanto envoltorio que se transforma en desperdicio.

 

9. Usa una copa menstrual

Al igual que un tampón o toallita sanitaria la copa retiene el flujo menstrual, pero lo que la diferencia de los demás productos es que no causa irritaciones ni contiene químicos tóxicos, es hipoalergénica, es reutilizable, protege de infecciones y está hecha a base de silicona y no de plástico.

 

10. Usa barras de jabón

Reemplaza el jabón líquido por las barras de jabón. ¿La razón? No vienen en botellas de plástico y, si los compras artesanales, no solo huelen delicioso, sino que son más saludables para tu piel

 

11. Compra un infusor de té

De esta manera evitas consumir el té que viene en bolsitas, y reduces tus desechos.

 

12. No uses filtros de café

Si vas a comprar una cafetera nueva, que sea de las que no utilizan filtro. Si ya tienes una, usa filtros reutilizables y no de papel.

 

13. Hazte amigo de lo "vintage"

Aprovecha que lo vintage está de moda. Compra ropa, accesorios y objetos de decoración de segunda mano: puedes encontrar cosas en excelente estado que de otra manera se tirarían a la basura.

 

14. Compra de manera consciente

Antes de comprar cualquier cosa piensa muy bien si lo necesitas y si tendrá un impacto positivo en tu vida. Compra de forma responsable: consume marcas sustentables, lee las etiquetas de todo, y reutiliza lo más que puedas.

 

 

 

 

 

 

Esta invención describe un lavadero doméstico con dos desagües en el área del tallador, el primero conectado a la red de drenaje común y el segundo que ofrece un destino diferente al primero permite captar las aguas grises, (al cerrar la boca del primero con un tapón removible). El agua residual generada en procesos de limpieza de ropa, utensilios de cocina, higiene personal, lavado de alimentos y procesos similares, para luego ser encauzada hacia un depósito para su almacenamiento y posterior reutilización o tratamiento.

Debido a la creciente demanda de agua potable resultado del aumento de la población, y la disminución de las reservas del vital líquido, se torna un asunto de extrema importancia el máximo aprovechamiento de este recurso natural. Por lo que desde hace años los gobiernos de todo el mundo exhortan a la población a cuidar el agua haciendo un uso más prudente de la misma.

Analizando los procesos en que comúnmente se utiliza el agua en los hogares, se ha descubierto que la mayor parte de las aguas grises, que comúnmente se desechan en la red de drenaje, tienen las cualidades necesarias para emplearse satisfactoriamente en múltiples aplicaciones que van desde el uso en retretes, lavado de ropa (acompañada de detergente y sola para el enjuague), riego de plantas, limpieza de pisos y paredes, limpieza de vehículos, etc.

Mientras que aquellas que presenta cantidades significativas de grasas, detergentes o jabones, material orgánico (restos de comida) y con una turbiedad, color, olor y transparencia que no son del agrado del usuario para ser reutilizada solo representa una fracción del volumen total que regularmente consume.

La industria se ha sumado a esta iniciativa al rediseñar un sin número de utensilios que involucran a el agua desde regaderas para ducha, lavadoras y retretes de bajo consumo de agua, tanques de wc que reutilizan el agua del lavabo, etc.

Cabe destacar que se han diseñado algunos lavaderos que cuentan con una pileta para almacenar las aguas grises, pero han fracasado comercialmente debido a que se incrementa notablemente el tamaño lo cual desalienta a los compradores por el espacio cada vez más limitado de las viviendas modernas, aunado a un incremento considerable del precio, además de que tienen una capacidad muy limitada. Sin embargo de toda la casa el lavadero es el mejor punto para recolectar las aguas grises, debido a que aquí se generan las menos contaminadas y riesgosas a la salud. Además de que también es el segundo punto donde más se generan, el primero es la ducha o regadera la cual tiene muchas desventajas en varios aspectos para este fin.

Los lavaderos tradicionales siempre han contado de un solo desagüe en el área del tallador, el cual está conectado casi siempre a la red de drenaje imposibilitando cualquier intento de reutilización de las aguas grises, por lo que se pierden teniendo que ser nuevamente tratadas para que vuelvan a ser aptas para el consumo humano y posteriormente vueltas a bombear a los núcleos urbanos, todo esto implica altos costos y grandes pérdidas definitivas del vital líquido.

Por lo que para solucionar este problema se ideó este novedoso lavadero con dos desagües en el área del tallador, uno conectado a la red de drenaje doméstica y el otro que ofrece un destino diferente al primero, permite la captación de las aguas grises que pueden ser encauzadas hacia un depósito para su almacenamiento o posterior reutilización, lo que permite al usuario determinar a criterio personal qué destino le va a dar a las aguas grises al insertar un tapón que cierre la boca de uno los desagües según sea su propósito.

 Elemento de drenaje.

Un elemento de drenaje para habilitar los lavaderos tradicionales para que sean capaces de separar las aguas grises para su re-utilización, el dispositivo tiene un costo aproximado de 4 euros.

De fácil instalación y requiriendo de una mínima inversión podemos acondicionar cualquier lavadero, lavabo, incluso la salida de la lavadora para determinar que final le queremos dar a las aguas grises.

Si pensamos que el agua está demasiado sucia podemos eliminarla en la red de drenaje doméstica.

Y si tiene las características necesarias para ser reutilizada con insertar un simple tapón la desviamos para su almacenamiento.

 

 

 

 

 

Leonardo da Vinci plasmaba en sus obras mensajes ocultos, como el de las piedras preciosas en los ropajes de los protagonistas de La última cena, en las que reparó una historiadora que ha dedicado un libro a explicar el enigmático simbolismo que quiso comunicar el genio renacentista.

Leonardo e le dodici pietre del Paradiso ('Leonardo y las doce piedras del paraíso'), de la historiadora Elisabetta Sangalli, es un estudio inédito sobre un aspecto nunca antes analizado de una de las obras más radiografiadas del mundo: La última cena, o El Cenáculo, de Leonardo da Vinci, que se encuentra en el convento de Santa María delle Grazie, en Milán (norte de Italia).

" Me di cuenta de la existencia de las piedras preciosas de El Cenáculo mientras preparaba una lección sobre la obra. Observando bien los detalles, me fijé en el broche pintado por Leonardo a la altura del cuello de Cristo y seguí observando y lo noté en otros ropajes ", explica a EFE esta profesora italiana.

"Sabiendo que Leonardo no dejaba espacio a la casualidad y daba significado a todos los detalles de sus obras, me pregunté por qué había pintado estas gemas, qué quería comunicar y cómo las asoció a los apóstoles de Cristo", agregó.

Así, explica, "comenzó mi viaje para descubrir el misterio de las doce piedras ".

Para ello se ha basado y documentado en las tradiciones y el simbolismo que les daban a las gemas los antiguos egipcios, pero también a la tradición hebraica o los escritos medievales y, claro está, en los Testamentos donde aparecen las "doce piedras".

En estas antiguas culturas ya se daba un uso simbólico de las piedras preciosas, "algo que también hizo Leonardo, para así dar, con estas gemas, una interpretación personal a los apóstoles elegidos, según la personalidad y el carisma de cada uno de ellos".

Destaca la esmeralda en la túnica de Jesús, una piedra "que es considerada portadora de paz y símbolo del renacimiento y que hasta la Edad Media se relacionaba con la regeneración".

Explica la historiadora que la esmeralda que aparece en el ropaje de Jesús estaba asociada "a la tribu de Leví, que era la única que tenía acceso al sacerdocio", otro guiño de Leonardo, según este estudio.

En san Juan aparece un "yahalom", un diamante "con una clara referencia a la luminosa espiritualidad del apóstol preferido de Jesús por su corazón puro".

Mientras que en san Andrés aparece una piedra de color azul, un zafiro, que hace referencia a la Ciudad Celeste del Apocalipsis, asegura la estudiosa.

 Sangalli ha tenido que comparar el deteriorado fresco de Leonardo acabado en febrero de 1487 con las versiones de sus discípulos u otras copias para poder encontrar la pigmentación exacta de las piedras preciosas y analizar su simbología.

Aunque las llamadas "piedras del paraíso" citadas en los Antiguos Testamentos son doce, Leonardo sólo pinto ocho, y lo hizo a propósito para cargar aún más de significado su gesto .

"En la simbología bíblica del Apocalipsis, el número 7 es recurrente y por ello fueron siete los apóstoles elegidos por Leonardo", agrega.

Sangalli explica que el fresco que pintó Leonardo fue un encargo para el convento de los dominicos y se encuentra en la zona del refectorio, y el prior de entonces era Vincenzo Bandello, que había estudiado a fondo el Apocalipsis de san Juan y probablemente fue él quien dio a Leonardo las indicaciones para colocar las piedras.

 

 

 

 

 

Conocida como la ‘reina del crimen’, Agatha Christie es, sin lugar a dudas, una de las autoras más famosas y leídas, con sus libros traducidos a 103 idiomas y unas ventas que superan los dos mil millones de ejemplares en todo el planeta.

 Pero si hay algo que confiere autenticidad a sus novelas fue la rigurosidad con la que plasmó los casos de asesinato sobre el modo en el que el asesino cometía su crimen y cómo era resuelto.

 La utilización de veneno por parte del criminal protagonista era uno de los recursos favoritos de la autora británica, pero tras la elección sobre qué tipo de sustancia mortal utilizar, la dosis e incluso los efectos que hacía en las víctimas, había un amplio conocimiento del tema.

Durante su infancia, Agatha Christie (que pertenecía a una acomodada familia) recibió la educación en su propia casa y ya de adolescente fue enviada a estudiar a París aunque no estudió nada relacionado con la ciencia.

 

Fue a partir de 1914, tras el estallido de la Primera Guerra Mundial, cuando contaba con 24 años de edad y había contraído matrimonio con el oficial del Ejército Británico Archibald Christie, cuando decidió presentarse voluntaria como enfermera y realizar cuidados a los heridos de guerra en el Hospital de Torquay (población situada al suroeste de Inglaterra) en el que, según su biografía, dedicó alrededor de 3.400 horas de trabajo no remunerado.

 

En 1916 fue seleccionada para que trabajase (esta vez ya con un pequeño salario) en el departamento de farmacia del hospital. Allí debía ayudar a los médicos y farmacéuticos a realizar todas y cada una de las medicinas que eran administradas a los enfermos y heridos.

 

Hay que tener en cuenta que hace un siglo la inmensa mayoría de medicamentos no se realizaban en cadena como hoy en día, sino que se utilizaban las fórmulas magistrales y se preparaban uno por uno, según la patología de quien los debía tomar.

 

Hasta el final de la IGM estuvo trabajando con grandes expertos en farmacología que compartieron con Agatha todos los conocimientos de farmacología que tenían y este fue el motivo por el que la escritora tuvo un conocimiento tan exacto de cada una de las pócimas, elementos y venenos que después usó en sus novelas.

A partir de ahí, su curiosidad sobre el tema fue aumento y fueron numerosísimos los libros sobre ciencia, veneno y farmacología que leyó, aunque no llegó a animarse a cursar una carrera, ya que la  suya como escritora ya había despegado y se estaba convirtiendo en una autora de referencia.

 

Dos décadas después, con el estallido de la Segunda Guerra Mundial, con 49 años de edad y a pesar de que ya era toda una eminencia como escritora (con alrededor de una treintena de novelas publicadas), decidió presentarse voluntaria y trabajar en el departamento de farmacia de la University College de Londres, donde, además de aportar todos sus conocimientos sobre venenos y farmacología (que ya por entonces eran muchos), adquirió muchos más que utilizó posteriormente en sus obras (sobre todo sobre compuestos que hasta la fecha no se conocían).

 

Así fue como Agatha Christie adquirió y puso en práctica sus conocimientos de ciencia y a pesar de no haber destacado por ser una mujer de formación científica (y que durante mucho tiempo estuvo fascinada por todo lo que eran los temas esotéricos), su aportación a través de la literatura también puede considerarse como fundamental.

 

 

 

 

Cómo reciclar la basura electrónica

Miércoles, 07 Diciembre 2016 00:18 Escrito por

  En los tiempos que vivimos es común encontrar en la casa un sinfín de teléfonos celulares viejos, computadoras, laptop y video juegos. Y aunque no lo crea, no es nada favorable para nuestro medioambiente mantenerlos, estos productos están fabricados con metales tóxicos, y cuando su vida útil termina no deben ser desechados junto con la basura de la casa.

Desde el año 2006 con una ley, el estado de California prohibió todos los residuos electrónicos en la basura regular de su casa, y a pesar de eso los residentes del estado siguen tirando tanto como 500,000 toneladas de basura electrónica.

Por eso, en esta oportunidad te mostramos que tienes diferentes opciones para reciclar estos artefactos:

Llama a tu tienda de segunda mano local, para saber cuáles son tus disposiciones para aceptar productos electrónicos donados. La mayoría de las organizaciones benéficas, como St. Vincent DePaul y Goodwill, aceptan productos usados que tengan menos de 5 años de antigüedad. A menudo no es necesario que los productos se encuentren en funcionamiento. Si son utilizables serán revendidos; si están rotos, los productos pueden desarmarse para reutilizar sus piezas.

Lleva tus artículos electrónicos pequeños, como teléfonos celulares y baterías, a una tienda con un programa de eliminación de residuos electrónicos. Las tiendas como Target, Whole Foods y Best Buy tienen programas de recolección en sus tiendas. En OfficeMax y Office Depot puedes obtener crédito en la tienda al regresar artículos como cartuchos para impresora.

Deja tus residuos electrónicos en la estación de transferencia de basura. La mayoría de estas estaciones aceptan residuos electrónicos, pero es posible que te cobren una cuota de US$10 dólares o más para artículos grandes como televisores y monitores de computadora. Las cuotas a menudo dependen del tamaño del artículo que quieras desechar.

 

Visita la página de reciclaje de residuos electrónicos www.calrecycle.ca.gov en inglés (ver la sección Recursos) para saber en qué lugar puedes deshacerte de todos los electrónicos que tienes en tu casa, desde baterías a reproductores de DVD, de forma segura.

Frederick Grant Banting

Martes, 15 Noviembre 2016 02:23 Escrito por

(Alliston, 1891 - Harbor, 1941) Médico y fisiólogo canadiense. Dedicado al estudio de la diabetes mellitus, inició en 1921, con la ayuda de Charles Herbert Best y James Bertram Collip, una serie de investigaciones y experimentos que le permitieron aislar la sustancia que llamó «isletina», hoy conocida como insulina. Compartió el premio Nobel de Medicina de 1923 con John James Macleod, Charles H. Best y James Collip.

Frederick Banting comenzó en Toronto la carrera eclesiástica, que abandonó al poco tiempo para dedicarse a la medicina; tras finalizar sus estudios se incorporó al Cuerpo Médico del Ejército Canadiense, y fue distinguido con la Cruz Militar por su valentía. Al terminar la guerra se instaló en London (Ontario), donde fue ayudante de fisiología en la Universidad de Ontario Occidental. Profesor desde 1923 en la Universidad de Toronto, en 1930 pasó a ser director del Instituto Banting.

 

Sus investigaciones acerca de la diabetes mellitus lo llevaron a desarrollar, en 1921, un método para obtener una hormona, la insulina, cuya carencia era la responsable de la enfermedad. Llevó a cabo estos estudios en la Universidad de Toronto, junto con Charles Herbert Best, utilizando perros para sus experimentos; un año después obtuvieron extractos de insulina, que purificaron con la ayuda del químico James Bertram Collip. A partir de 1923 comenzó la extracción de insulina pancreática a partir de cerdos, y desde entonces se ha utilizado en el control de los niveles de glucosa en los pacientes diabéticos.

 

En 1926 se aisló la insulina en forma pura, pero hasta 1966 no fue posible su síntesis, la cual se logró gracias a las investigaciones de Frederick Sanger, que había deducido la estructura química de la hormona; la insulina empezó a fabricarse industrialmente en 1982 en el Reino Unido. Durante la Segunda Guerra Mundial, Frederick Banting se unió al ejército para prestar sus servicios médicos y realizó investigaciones sobre los gases utilizados en la guerra. Murió en un accidente aéreo cuando sobrevolaba el puerto de Musgrave (Terranova).

 

 

Cómo reducir tu factura de agua a la mitad

Martes, 08 Noviembre 2016 03:09 Escrito por

Aunque el agua es un recurso indispensable para la vida, los seres humanos contaminamos y desperdiciamos grandes cantidades de ella a diario. Muchas veces, este derroche se debe a la falta de información o al pensamiento de que se trata de un recurso prácticamente infinito.

Tú puedes ayudar a revertir esta situación desde tu lugar que, aunque consideres insignificante, seguramente sumado a muchos otros pequeños cambios podrán hacer la diferencia.

Para "comenzar por casa", además de revisar si existen pérdidas en las tuberías, también puedes realizar pequeñas y simples instalaciones. De esta manera, reducirás tu consumo de agua y podrás beneficiar no solo al planeta, sino también a tu bolsillo, ya que achicarás tu factura a la mitad o ¡aun más!

En la ducha

Aunque no lo creas, algo tan habitual como una ducha diaria puede gastar alrededor de 20 litros por minuto. Además de reducir el tiempo que pasas debajo del agua y cerrar el grifo al enjabonarte, también puedes instalar fácilmente un reductor de flujo de agua.

Esta pequeña pieza se coloca entre la tubería y el cabezal de ducha, generando una mediación en el curso de agua que reduce a la mitad el flujo. También existen cabezales de ducha que ya contienen el reductor instalado en su interior.

Utilizar estos elementos no implica un gran gasto de dinero y pueden hacerte ahorrar miles de litros de agua al año.

 

En las llaves de agua

Además de controlar las pérdidas de los grifos de tu hogar, el uso de pequeños aireadores en las llaves de agua del baño o la cocina te permitirá reducir tu consumo de 10 a 5 litros por minuto.

Estos accesorios se adaptan a las griferías y requieren un simple mantenimiento: sólo debes quitarlos y limpiarlos cada cierto tiempo; ¡ni siquiera necesitas otra herramienta más que tus manos para hacerlo! Así podrás bajar hasta un 60 % el consumo de agua.

 

En el retrete

Las descargas de los retretes consumen entre el 30% y el 40% de todo el agua que se utiliza en los hogares. La opción más económica para reducir este consumo es la instalación del sistema de doble descarga.

 

Este sistema que se está comenzando a implementar en los retretes modernos, permite elegir entre una descarga de pocos litros (para desechos líquidos) y otra mayor (para sólidos). A través de esta sencilla instalación es posible ahorrar unos 10.000 litros de agua al año por persona.

También existen kits que te permitirán transformar tu retrete convencional en uno de doble descarga.  Este kit está formado por 3 componentes: un nuevo sistema de entrada de agua con un flotador que ocupa poco espacio y permite ajustar la altura de agua en el depósito, el sistema de descarga en sí y el botón de doble descarga que reemplaza la palanca tradicional.

Además de esta alternativa, también existen otras opciones como el uso de baño seco o compostero, aunque todavía muy pocas personas se animan a implementarlo.

 

En la lavadora

Las nuevas lavadoras ya contemplan sistemas de ahorros de agua que permiten hacer un lavado utilizando 80 litros de agua; 120 litros menos que las lavadoras antiguas.

Si aun tienes un viejo modelo, también puedes hacer tu pequeño aporte llenando la lavadora en toda su capacidad para ahorrar agua. Además, si utilizas jabones ecológicos podrás reutilizar el agua, por ejemplo, para regar las plantas de tu jardín.

 

 

Los beneficios de la hoja de coca

Viernes, 28 Octubre 2016 20:55 Escrito por

La coca es una planta que crece naturalmente en América del Sur, especialmente en Perú y Bolivia. Además de formar parte de rituales sagrados de los pueblos originarios de la región, la hoja de coca posee una gran cantidad de nutrientes.

Los pueblos andinos, desde hace siglos, mastican las hojas de esta planta y beben mate de coca, sin que esto les genere, como algunos suelen pensar, perjuicios para su salud. De hecho, la coca fue, para ellos, una forma de calmar la sed, el hambre, el frío y el cansancio; una realidad con la que conviven todos los días.

Que se siga pensando de esta manera tiene más que ver con el tabú que existe sobre la hoja que con propiedades en sí mismas.

La hoja de coca en su forma natural es un estimulante inofensivo y ligero, como el café. La Organización Mundial de la Salud señaló que en este estado es beneficiosa y posee propiedades alimenticias y curativas.

¿Por qué el tabú entonces? Porque uno de los alcaloides que contienen sus hojas es la cocaína. Pero, la cantidad que posee es entre un  0,5 y 1%. Esta cantidad, además de ser mínima, no tiene ninguna relación con los efectos que provoca la droga procesada.

¿Qué beneficios trae?

Es un estimulante ligero

Ayuda a combatir el hambre y la sed

Ayuda a atenuar los mareos en las regiones altas de montañas

Refuerza la flora intestinal

Calma el dolor (de garganta, de muelas, reumáticos)

Puede servir para curar heridas por su acción antiséptica

Contiene más fibra que algunas legumbres, vegetales y frutas

Es rica en vitaminas, hierro, proteínas y calcio

Aumenta la resistencia física

Es digestiva y diurética

Estimula la función respiratoria

Ayuda a la eliminación de grasas

Mejora el funcionamiento del hígado.

 

Se puede consumir en té, mate o en harina; o también, como es habitual en los pueblos andinos, masticarla y escupirla.

En Francia, todos los supermercados que no cumplan con la normativa de donar la comida que no vendan tendrán que hacer frente a sanciones económicas e incluso a penas de cárcel

El desperdicio de comida en todo el mundo ha sido un tema de controversia y rechazo durante muchas décadas.

Se estima que cada año más de 1,3 millones de toneladas de alimentos van a parar a la basura, mientras que en muchos lugares mueren por desnutrición y hambre.

Durante muchos años se ha luchado por disminuir esa cifra, pero los resultados de los estudios demuestran que aún hay una pérdida anual significativa.

La principal crítica contra los grandes distribuidores es que muchas veces dejan perder una parte importante de sus alimentos en lugar de donarlos para los más necesitados.

Por esta razón, desde mediados del año pasado en Francia, un hombre de 35 años llamado Arash Derambarsh propuso la iniciativa de crear una ley para impedir que los supermercados desechen alimentos que no vendan.

La idea de Arash sugiere que, en lugar de desperdiciar, los establecimientos hagan donaciones a organizaciones benéficas y bancos de alimentos para que ellos los distribuyan entre quienes lo necesitan.

Tras una campaña multitudinaria apoyada por compradores y activistas que luchan contra la pobreza, el Senado Francés aprobó por unanimidad la ley que beneficiará a miles de personas sin hogar.

 

Francia, el primer país del mundo en aplicar esta ley

La decisión del Senado Francés convirtió a Francia en el primer país del mundo que prohíbe a los supermercados el desperdicio o destrucción de comida.

Los establecimientos de más de 400 metros cuadrados tendrán la obligación de firmar contratos de donación con entidades benéficas pues, de no hacerlo, tendrán que abonar una multa de 75 000 euros o dos años de prisión.

 

La noticia ha alegrado a los promotores de las organizaciones benéficas, pues aseguran que esto les ayudará a aumentar la calidad y diversidad de los alimentos que reciben para distribuir.

Jacques Bailet, jefe de la red de bancos de alimentos francesa, expresó que espera que la medida sirva para incrementar la donación de frutas, verduras y carnes que, en términos nutricionales, son el mayor déficit que tienen ahora.

Los responsables de la recogida y el almacenamiento de todos los alimentos serán los bancos y organizaciones benéficas registradas, que esperan también aumentar el personal para hacer más efectivo el manejo de la nueva afluencia de alimentos.

Muchos de estos serán entregados en comedores comunitarios y centros adecuados, en lugar de ser repartidos en las calles.

La ley también castigará a los supermercados que echen a perder las comidas a propósito, una práctica que ha incrementado en muchos establecimientos con el fin de evitar que las personas que hurgan en la basura coman de sus contenedores.

Y es que, por desgracia, en los últimos años ha aumentado el número de familias, estudiantes y personas sin empleo que buscan en los basureros aquellos productos que aún son aptos para el consumo y que han sido tirados por estar próxima su fecha de consumo preferente.

El inconveniente es que en muchos lugares rocían con lejía los alimentos que se tiran para, según ellos, evitar intoxicaciones alimentarias por ingerirlos en estas condiciones.

Por su parte, hay quienes los almacenan en bodegas privadas donde luego los recolectan los camiones de la basura.

 

Los próximos retos de las organizaciones benéficas…

Con este primer logro alcanzado, las organizaciones benéficas se preparan para cumplir con los retos que vienen a partir de ahora.

El primero será encontrar más voluntarios dispuestos a colaborar con el manejo y distribución de los alimentos. También necesitarán más camiones, depósitos y refrigeradores que permitan atender al incremento de las donaciones.

 

Por otro lado, el principal objetivo será persuadir a la UE para que consideren decretar una medida similar en los demás Estados miembro.

El desperdicio de comida en Francia corresponde en un 11% a las tiendas, en un 67% a los consumidores y en un 15% a los restaurantes; por lo tanto, los promotores de esta iniciativa saben que aún hay mucho por hacer.

No obstante, con la ley decretada saben que han dado uno de los pasos más importantes hacia una sociedad más consciente y sostenible.

Bailet asegura que con tan solo un incremento del 15% de las donaciones provenientes de supermercados podrán entregarse 10 millones de platos más de comida al año.

 

El sueño a largo plazo es que muchos países del mundo adopten leyes como esta para disminuir el desperdicio pero, sobre todo, para darles la oportunidad de comer a quienes lo necesitan.