Después que su hija fue internada de emergencia en un hospital a causa de un intenso dolor estomacal, una madre de Memphis, Tennessee, advirtió a otros padres acerca del peligro de dejar a sus hijos comer frituras picantes.

Rene Craighead, quien fue entrevistada por la estación de televisión WRGE, dijo que los doctores tuvieron que extirpar la vesícula biliar de su hija de 17 años por comer demasiadas frituras picantes, especialmente de las marcas Flaming Hot Cheetos, Takis y Hot Fries.

La adolescente confesó que comía alrededor de cuatro bolsas de frituras picantes a la semana, un factor que los doctores vincularon con los problemas de vesícula biliar que causaron su intenso dolor estomacal, según Craighead.

“Cuando mi hija tuvo que someterse a esta cirugía, sabía que tenía que contarle a todo el mundo acerca de esto”, dijo Craighead a WRGE.

Pero lo picante de estos snacks no es el problema, sino su contenido grasoso.

Las frituras a base de maíz son alimentos con alto contenido en grasas. Y a pesar que están aprobadas por la Administración de Alimentos y Medicinas de EE.UU. (FDA), se recomienda consumirlas moderadamente.

La FDA recomienda un consumo de grasas saturadas menor a 20 gramos por día.

 

Remedios para los cálculos biliares

“La vesícula biliar –un órgano con forma de pera en el lado derecho del cuerpo debajo del hígado– no es vital. Sin embargo, sí ayuda a digerir los alimentos grasos. Almacena, concentra y secreta la bilis que produce tu hígado”, informó la Clínica de Cleveland en su sitio web.

Los cálculos biliares se pueden agrandar y obstruir la abertura de salida de la vesícula o conducto cístico, lo cual puede causar un dolor en el cuadrante superior derecho o parte media del epigastrio (por encima del ombligo) en el abdomen que se siente como un cólico.

Otros problemas asociados con el consumo de estas frituras son la popularidad que tienen y sus bajos precios.

 

Extirpación abierta de la vesícula biliar

 Estos snacks se pueden comprar en la mayoría de las tiendas de servicio y supermercados de los Estados Unidos, y las bolsas más pequeñas de estas marcas llegan a costar tan solo $1.

“Descubrimos que las papas fritas son uno de los alimentos que más promueven la obesidad y que los jóvenes más consumen", informó un reporte de la Universidad Nacional de Duke, en Singapur, el cual utilizó datos alimenticios del Reino Unido.

En respuesta a las acusaciones de la madre de Memphis, las compañías Barcel y Frito-lay reiteraron que sus productos están aprobados por la FDA y que su consumo debe ser moderado.

“Estamos conscientes de las recientes acusaciones sobre los malestares estomacales que causa Takis. Les aseguramos que los productos Takis son seguros, pero sí deben disfrutarse con moderación como parte de una dieta bien equilibrada”, explicó la compañía en un comunicado.

 

 

 

 

 

 

Publicado en Internacional