“Mi nombre es Joanna y soy una sirena” -estas fueron las palabras de una mujer que fue encontrada esta semana, parcialmente desnuda, empapada y deambulando por una carretera en Fresno, California.

Fue un automovilista que se desplazaba por Millerton Road, una ruta rural de esta ciudad ubicada al norte de Los Ángeles, quien detuvo su auto, pasadas las tres de la madrugada del martes, y llamó a emergencias para reportar a una mujer relativamente joven que vagaba con aire perturbado.

Al llegar a la escena, las autoridades repararon que la desconocida se mostraba desorientada y que era incapaz de generar una información coherente sobre su situación.

“Mi nombre es Joanna y soy una sirena” -fue lo único comprensible que profirió esta mujer, quien no portaba consigo ningún documento que la identificara.

Y en efecto, cuando fue conducida a un hospital cercano, los médicos se percataron de que la joven padece de sindactilia en los dedos de ambos pies, una malformación genética que provoca que los tejidos blandos de los dedos de las manos y los pies del paciente permanezcan conectados entre sí.

Por lo demás, ante cada pregunta, la mujer se limitaba a responder “no sé”.

A partir de ese momento, la oficina del alguacil de Fresno lanzó una campaña a través de las redes sociales para identificar lo antes posible a esta mujer.

Entre quienes interactuaron con el cuerpo policial a través de Facebook, hubo alguien que aseguró haberla visto en un Starbucks de Fresno.

En el momento de ser capturada solo vestía con un sostén deportivo de color negro y vagaba por el borde de la carretera con el cabello mojado.

“Estaba mojada, había estado en el lago y  necesitaba ser llevada al hospital”, declaró el teniente de la policía de Fresno, Mark Hudson.

Como dato interesante, los funcionarios tuvieron en cuenta que la mujer había sido avistada por el conductor cerca del campo de golf Eagle Springs y no muy lejos del Casino Table Mountain y del lago Millerton.

Pues ahora el Departamento de Policía de Fresno ha logrado identificar a la misteriosa “sirena”. como una mujer de 33 años, de piel blanca, ojos y cabello color café, 5 pies y 4 pulgadas de estatura, y 150 libras de peso, natural de Arlington, Virginia. Pero las autoridades decidieron no revelar su nombre debido a restricciones de confidencialidad.

Al parecer, existe la posibilidad de que la joven haya sido víctima de algún delito, por lo que prefieren preservar su identidad del dominio público.

De acuerdo con lo relatado por un familiar que se puso en contacto con la policía de Fresno, la mujer habría volado al oeste del país el fin de semana pasado con el argumento de que quería conocer la zona para una posible visita futura.

La investigación continúa abierta.

 

 

 

 

 

Hechos Alternativos o Noticias Falsas

Domingo, 09 Abril 2017 23:08 Escrito por

 

No todo lo que lees online es verdadero. Estamos viviendo en una era donde estamos siendo atacados y manipulados por noticias falsas. Desgraciadamente Trump ha empeorado las cosas inventado cosas que no son verdaderas. Todos podemos ser víctimas de las noticias falsas no importa nuestro nivel de educación.

Durante las últimas elecciones en este país, Trump ataco constantemente a su oponente Hillary Clinton con mentiras e información falsa así como teorías de conspiración sobre otros candidatos. Tal vez muchos justifiquen todo esto porque durante la elección a veces todo es posible. Pero llega un momento en que debemos realizar que esto está haciendo daño no solamente a este país sino al resto del mundo también.

Social media es una de nuestras herramientas más importantes pero también puede causar mucho daño. Alguna vez has visto en facebook fotos de niños enfermos y gente pidiendo dinero? Piensa otra vez antes de contribuir, algunas de estas gentes solo usan imágenes e historias para sacar ventaja de la situación. Facebook  ha sido acusado abiertamente por publicar noticias falsas durante la elección. Cuando usas Facebook, alguna vez te pones a pensar que tal vez lo que está compartiendo puede ser falso?

Las noticias falsas son un medio de propaganda para manipular y controlar al resto de la población. Este tipo de propaganda es muy persuasiva y dañina. Cuando Trump acusa a El New York Times, Washington Post and CNN de ser noticias falsas, tal vez nos deberíamos  poner a pensar que solo está haciendo esto para distraernos de lo que realmente está pasando.

No podemos vivir tranquilos en un país donde el Presidente usa hechos alternativos para hacerse ver mejor. Durante la inauguración Trump dijo que había mucha gente pero las fotos pintan otra historia.

Facebook y Google trabajan constantemente tratando de controlar noticias falsas pero no es suficiente. Países como Alemania están trabajando en leyes donde el esparcimiento de noticias falsas y crímenes de odio en internet podrían ser castigados. George Orwell escribió en un ensayo que el lenguaje político está diseñado para hacer que las mentiras se escuchen como hechos verdaderos. Como inmigrantes debemos estar informados y asegurarnos que lo que leemos en internet viene de una fuente segura. No podemos ser parte del esparcimiento de hechos falsos.

Nuestra responsabilidad es estar bien informados.

 

 

 

 

 

La niña que desafía al toro

Domingo, 02 Abril 2017 22:37 Escrito por

Nueva York.- La nueva sensación del mundo, conocida como fearless girl (la niña sin miedo),  la escultura de bronce creada por la artista uruguaya Kristen Visbal fue colocada en el distrito financiero en Nueva York para celebrar el Día Internacional de la Mujer.

La niña sin miedo se encuentra enfrente de otra muy famosa escultura, el toro de Wall Street que fue creada por el artista italiano  Arturo Di Módica y fue colocada en el distrito financiero en 1989 tras la caída de la bolsa en 1987 para representar la  fuerza y fortaleza de la gente americana.

 La niña fue una obra comisionada por una agencia de publicidad para enviar el mensaje de la diversidad de géneros, sin embargo, tal fue el impacto de la escultura, que la gente fue más allá y le dio un significado más poderoso.


En estos tiempos en que la mujer exige ser vista como más que el supuesto sexo débil, la escultura de la niña se ha vuelto un símbolo para mujeres jóvenes y mayores. Es más que una niña enfrente de un toro, es la mujer que es fuerte y que no se doblega ante un desafío, en su mirada no hay miedo y sus brazos en la cintura que dicen "aquí estoy, lista para lo que venga."

El sentimiento que produce el ver la obra es de orgullo, decisión y recuerdo de todo lo que las generaciones pasadas de activistas han hecho por lograr igualdad, respeto y oportunidad para las mujeres.

La escultura de la niña inmediatamente causó sensación y miles de personas se han tomado fotografías con ella hasta este día.

Tanto ha sido la fascinación  con la obra que la gente ha firmado peticiones para que la niña se quede en donde está para siempre, y lo lograron. La escultura  que solo iba a ser expuesta hasta esta semana, se va a quedar hasta Febrero del 2018 para seguir inspirando a mucha más gente.

 

 

 

 

 

 

 

 

Con todo lo que ah estado pasando desde que Donald Trump asumió la presidencia de los Estados Unidos  (amenazas de deportaciones, construcción de un muro, veto a musulmanes) se podría pensar y de hecho es una realidad, las cosas se han puesto muy tensas entre todos los grupos que son acosados por Trump entre ellos los mexicanos, sin embargo, en Nueva York, la capital del mundo, lleno de moda, glamur, tecnología, cosas nuevas, cosas viejas, personas de todo tipo y de todo el mundo.

Las cosas siguen casi igual, no se puede negar que desde noviembre 8 del 2016, el sentimiento de seguridad animosidad ah cambiado, pero a pesar de todo la gente sigue saliendo a trabajar, a divertirse y a contribuir a la economía del país de la que ellos también son parte.

Solamente basta con mirar a tu alrededor en el metro y te darás cuenta de que todos están aquí por un mismo objetivo; trabajar y  salir adelante.

La diversidad que abunda en este estado la encuentras a cada paso que das, desde la manera en que la gente viste, rockero, más tradicional, con camisetas o calcetines de Frida Kahlo, hasta la comida, ecuatoriana, cubana, colombiana y por su puesto la mexicana.

Esto es lo que hace a América grande; la gente que de otros países por necesidad han tenido que emigrar a los Estados Unidos y con ellos ha traído su cultura, sus valores y sus sueños, y con dignidad y sin miedo sale todos los días a tratar de conseguirlo.

Varias marchas han tomado lugar para protestar a Trump, una de ellas el 28 de Enero cuando dos personas de Iraq fueron detenidas en el aeropuerto debido a  una orden ejecutiva  que vetaba a musulmanes de entrar al país. Los neoyorkinos viajaron al aeropuerto JF Kennedy y entre cantos y pancartas exigieron que se les dejara entrar a la gente que tenían detenida solo por ser musulmanes.

Abogados llegaron al aeropuerto y empezaron a trabajar sin sueldo para crear una manera de ayudar a los detenidos. Para el final de la noche los detenidos fueron permitidos de entrar al país y la orden ejecutiva de Trump fue bloqueada. Unas semanas después Trump intento otra vez de pasar una orden ejecutiva igual, y otra vez la volvieron a bloquear.

Nueva York no es un estado que se cierra a lo diferente, al contrario le da la bienvenida a todo y a todos, por algo es considerado como la capital del mundo, esperemos que con el tiempo, los demás estados tomen ejemplo y sean más abiertos y más tolerantes, y que se den cuenta que el mundo está avanzando, y no tengan miedo de ser parte de ese  cambio.

 

 

 

 

 

Krugman avizora que Trump va al fracaso

Martes, 28 Marzo 2017 04:36 Escrito por

La posibilidad de que Trump deje antes de tiempo su cargo es latente, así lo considera el Premio Nobel de Economía 2008, quien da como posibilidad que el empresario lleve a EU a una crisis económica a través de malas decisiones.

TOLUCA.- Aunque Donald Trump lleva apenas poco más de dos meses en la Casa Blanca, Paul Krugman, Premio Nobel de Economía en 2008, ya ve síntomas que indican un fracaso de su mandato.

En entrevista con El Financiero, el economista y académico reflexionó sobre los primeros pasos de Trump como presidente, a quien ya ve con la popularidad cayendo y sin credibilidad.

“No lo sabemos con total seguridad, pero supongamos que en unos años volvamos atrás y cuando hablemos de Trump digamos que fue totalmente incapaz de gobernar, que su comportamiento era inconsistente con su cargo, que no tuvo políticas que funcionaran”, dijo Krugman, quien es una de las voces más influyentes a nivel internacional con duras críticas al actual presidente de EU.

Las razones son las diversas maniobras y acciones que la Casa Blanca ha tratado de ejecutar, pero que no han podido concretarse y que incluso están cambiando en relación a como en la campaña fueron propuestas.

La más reciente fue el nuevo sistema de salud que el presidente impulsaba para echar abajo el ‘Obamacare’, pero que el viernes pasado ni siquiera fue votado ya que no tuvo el apoyo suficiente incluso dentro del partido republicano.

Las decisiones y aptitudes que Krugman ve en los primeros meses de mandato de Trump, hacen pensar al economista que el presidente y magnate podría orillar a su país a una crisis económica, pero al mismo tiempo ve las mismas probabilidades en que Trump deje el cargo antes de su primer año de mandato.

“Pienso que los dos escenarios tiene la misma probabilidad de suceder. Mientras más tiempo esté en el cargo, mayores son las probabilidades de que provoque una crisis”, dijo Krugman.

En este sentido precisó que las crisis que puede propiciar la administración Trump no sólo se pueden dar en el ámbito económico, sino en otros rubros también muy delicados como son política exterior y medio ambiente.

“Con certeza estos son los peores dos primeros meses de un presidente de EU en la historia”, dijo.

Por otro lado, Krugman consideró que si un partido de izquierda llega a la presidencia en México, probablemente habría un clima de confrontación con Estados Unidos.

 

Sin embargo, también aseguró que la administración Trump podría encontrar la forma de trabajar con un gobierno mexicano de izquierda.

 

 

 

 

 

 

Abuelo de Donald Trump fue un inmigrante deportado

Martes, 07 Marzo 2017 21:31 Escrito por

Con el mismo reclamo que actualmente tienen miles de inmigrantes en Estados Unidos ante las políticas migratorias de Donald Trump, el abuelo del presidente estadounidense también pidió no ser deportado hace 112 años en Alemania.

De acuerdo con documentos hallados por el historiador Roland Paul, corría el año de 1905 cuando Frederick Trump, abuelo del actual presidente de los Estados Unidos, envió una carta al príncipe regente Leopoldo Carlos José Guillermo Luis de Baviera (Alemania) pidiendo que no lo deportara a Estados Unidos y le reactivaran la ciudadanía.

El hombre vivía en Nueva York con su esposa Elisabeth Christ, quien debido a que no soportó las temperaturas, pidió viajar a Kallstadt, la ciudad alemana de donde era originario su marido para establecerse.Sin embargo, las ilusiones de Trump y su esposa se vieron tronchadas con la decisión del Ministerio Real de Estado, que le ordenó dejar su hogar en Baviera, ya que su salida fue ilegal porque no había cumplido con el servicio militar antes de emigrar a Estados Unidos y perdió su ciudadanía.

En su escrito, el abuelo del primer ejecutivo estadounidense hace una breve descripción de su origen y de su familia. Además, explica los motivos que lo llevaron a emigrar a Estados Unidos en 1885, cuando apenas tenía 16 años.

“Al ciudadano americano y pensionado Frederick Trump, residente en Kallstadt, se le deben dar instrucciones para que abandone el estado de Baviera con fecha límite el 1 de mayo o, de lo contrario, será deportado”, escribieron en una carta al alcalde de Kallstadt las autoridades de Dürkheim, de acuerdo con los documentos mencionados.

También lee Cabe recordar que en noviembre del año pasado ya habían trascendido algunos detalles de la deportación del abuelo de Donald Trump, pero el tema se volvió a popularizar esta semana luego que la revista Harpers publicara en su página web parte de la carta con el título “Los Emigrantes”.

“En América yo llevaba mi propio negocio con diligencia, discreción y prudencia. La bendición de Dios estaba conmigo y me hice rico. Obtuve la ciudadanía estadounidense en 1892. En 1902 conocí a mi esposa. Tristemente, ella no podía tolerar el clima de Nueva York y yo me fui de nuevo con mi querida familia a Kallstadt”, escribió el entonces inmigrante.

Seguidamente, describe la angustia de la familia al verse obligada a salir del reino: “Nosotros estábamos paralizados con miedo; nuestra feliz vida en familia fue empanada. Mi esposa está pasando por ansiedad y mi amado hijo se ha enfermado”, lee la misiva.

 “Por qué nosotros debemos ser deportados. Esto es muy, muy difícil para la familia. Qué pensarán nuestros conciudadanos si sujetos honestos son enfrentados a este nivel- sin mencionar todos las pérdidas materiales que enfrentarían. Yo quiero convertirme en un ciudadano de Baviera nuevamente”, plantea.

 

“En esta urgente situación, no tengo otro recurso que dirigirme a nuestro adorado, noble, sabio y justo señor, nuestro exaltado soberano Su Alteza Real, alteza de todo, que también ha secado muchas lágrimas, que ha dirigido tan benéfica, justa, sabia y sutilmente, y es profundamente amado, con la más humilde petición de que el más alto de todos, en dignidad piadosa, permitirá al demandante permanecer en el más afable reino de Baviera”, insiste el abuelo de Trump en su petición.

 

 

 

 

 

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP por sus iniciales en inglés) informó el viernes en un sitio web a los contratistas federales que el 6 de marzo o en los días cercanos se publicará una solicitud de ofertas y a mediados del siguiente mes se adjudicarán los contratos. Por la mañana el magnate adelantó que el muro estaría construido antes de lo previsto.

El Gobierno de Estados Unidos planea que a mediados de abril empiece a adjudicar contratos a empresas para la construcción de un muro en la frontera con México, propuesto por el Presidente Donald Trump.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP por sus iniciales en inglés) informó el viernes en un sitio web para los contratistas federales que el 6 de marzo o en los días cercanos se publicará una solicitud de ofertas.

Las empresas tendrán que presentar para el 10 de marzo “documentos conceptuales” para el diseño y la construcción de prototipos.

La CBP reducirá el campo de contratistas para el 20 de marzo y exigirá que los finalistas renueven sus ofertas para el 24 de marzo, con un precio adjunto.

El calendario muestra que Trump sigue con sus planes de construir un muro en la frontera de 3 mil 200 kilómetros (2 mil millas) con México.

Trump dijo el viernes a la Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC, por sus siglas en inglés) que la construcción comenzará “muy pronto” y que los planes van más rápido de lo previsto.

"El Presidente estadounidense Donald Trump dijo hoy que Estados Unidos provee seguridad otras naciones al tiempo “que dejamos nuestra propia frontera abierta. Todo el mundo puede entrar. Pero no se preocupen, vamos a poner un muro. Vamos a sacar a la gente mala de este país”.

Su afirmación sobre una frontera abierta es falsa. El número de arrestos por cruces fronterizos ilegales — la mejor manera de medir cuántas personas tratan de cruzar ilegalmente — sigue a su nivel más bajo en 40 años. El gobierno federal durante las presidencias de George W. Bush y Barack Obama amplió aproximadamente al doble la cantidad de agentes de la Patrulla Fronteriza en el último decenio.

Además, el número de personas expulsadas del país desde que Trump asumió la Presidencia el 20 de enero no ha sido publicado. No hay evidencia que respalde su afirmación el jueves de que se están expulsando a inmigrantes ilegalmente en el país a una tasa “que nadie ha visto antes”. Las deportaciones fueron numerosas bajo Obama.

 

En enero, 16 mil 643 personas fueron deportadas, una baja respecto a las 20 mil 395 de diciembre, pero similar a las cifras mensuales a inicios del 2015 y el 2016.

 Este mes, funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional dijeron que 680 personas fueron arrestadas en una operación de una semana para encontrar y detener a inmigrantes delincuentes que viven ilegalmente en Estados Unidos. Tres cuartas partes de esas personas habían sido condenadas de delitos, dijo el secretario de Seguridad Nacional John Kelly. El resto no. El gobierno no ha dado información sobre quiénes fueron arrestados en esa redada, por lo que es imposible determinar cuántos pandilleros o narcotraficantes estaban en ese grupo. No estaba claro además cuántas de esas “malas personas” han sido deportadas.

Esa redada fue planeada antes que Trump asumió la Presidencia y ha sido descrita alternativamente como una operación de rutina y un indicio de su promesa de combatir duramente la inmigración ilegal. Operaciones similares durante el gobierno de Obama arrojaron miles de arrestos.

 

 

 

 

 

 

Donald Trump prepara su nuevo asalto contra la inmigración. Tras su batacazo judicial con el veto a siete países musulmanes, el presidente de Estados Unidos ha ordenado elaborar un vasto plan de acción contra los sin papeles. Acelerar y ampliar las expulsiones inmediatas, devolver automáticamente a los mexicanos sorprendidos en la frontera, reclutar miles de nuevos agentes y hasta perseguir penalmente a los padres que traigan a sus hijos forman parte, según los borradores conocidos, de este agresivo proyecto. Un paso con el que Trump echa otra palada al legado de Obama y con el que podrá cumplir una de sus más deseadas y oscuras promesas: la expulsión masiva de inmigrantes.

Estados Unidos, un país que se hizo grande con la inmigración, está listo para dar un portazo al eslabón más débil. Si la política de Obama se centró en la persecución y expulsión de aquellos inmigrantes que hubiesen cometido delitos graves, ahora se prepara la apertura de la veda a todos los que carezcan de documentación en regla. Once millones de personas, la mitad mexicanos pueden empezar a temblar.

 

La magnitud del golpe se conocerá en pocos días. El presidente ha anunciado que esta semana hará publica su nueva orden. Entretanto, Washington es un hervidero. Los borradores circulan por doquier. Algunos han sido desmentidos con rotundidad, pero otros, como los publicados por McClatchy y The Washington Post, han sido reconocidos como documentos de trabajo. En estos últimos, aunque susceptibles de cambios, asoma el verdadero rostro de la Administración Trump.

 

Los borradores apuntan a que la ofensiva será masiva. Para reforzar las agencias dedicadas al control de la inmigración, se establece la contratación de 15.000 nuevos agentes, se aumentan las competencias policiales y se preconiza una mayor colaboración con las fuerzas locales.

 

Para la operatividad de este ejército, el departamento de Seguridad Interior, en manos del antiguo general de marines, John F. Kelly, pretende aligerar las barreras legales, en especial en el capítulo más ejecutivo: las deportaciones inmediatas. Hasta ahora esta modalidad de expulsión se aplicaba a aquellos inmigrantes que hubiesen pasado menos de dos semanas en el país y estuviesen a no más de 160 kilómetros de la divisoria. Pero los borradores indican que se pretende anular los límites geográficos y extender su aplicación a todos aquellos que lleven hasta dos años en territorio estadounidense. A este enorme salto se añade la devolución automática de los inmigrantes mexicanos sorprendidos en la frontera y la persecución penal de aquellos padres que hayan pagado a redes de traficantes para traer a sus hijos.

 

Fuera de estos planes queda, según los borradores, el programa de Obama destinado a proteger a losdreamers, los menores escolarizados que llegaron sin papeles a Estados Unidos. Un sistema que ha permitido otorgar permiso de trabajo a 750.000 inmigrantes y que el propio Trump ha reconocido, en tono de culebrón, que le será complicado liquidar. “La situación de estos menores es muy difícil para mí, mucho… porque yo amo a esos niños; yo mismo tengo niños y nietos, y encuentro muy, muy difícil hacer lo que las leyes ordenan. Y todos saben que la ley es dura”, dijo el sábado en su mitin de Florida.

 

Pero más allá de los dreamers, el horizonte se oscurece para el resto de los inmigrantes. Trump sabe que su base electoral, de mayoría blanca y obrera, los contempla como un competidor. En las antaño poderosas zonas industriales, ahora azotadas por el desempleo y los salarios bajos, el discurso del enemigo mexicano ha calado hondo. Y el presidente, consciente de su mal momento en las encuestas, busca un golpe de efecto contra los migrantes para mantener su activo entre sus fieles.

 

“Tendremos fronteras fuertes otra vez. Los criminales, la gente mala-mala, entrará en prisión. Pero en su mayoría, se irán fuera de aquí. ¡Los llevaremos al lugar de donde vinieron!”, prometió Trump a sus bases. La norma para llevar adelante este plan está muy cerca de ver la luz. Esta semana se conocerá. De momento, ya se escuchan las campanas del odio.

 

 

 

 

El gobierno de Donald Trump modificó las prioridades y criterios con los que se decide y ejecutan la deportación de inmigrantes indocumentados en Estados Unidos, y por ello más personas están actualmente en riesgo de ser expulsadas del país que las que estaban en esa situación durante la parte final de la administración de Obama.

 

Guadalupe García de Rayos, una mexicana de 35 años que es madre de dos hijos y residía en Arizona, fue uno de los primeros casos de esa nueva actitud, más ruda y persecutoria, de las autoridades federales contra los indocumentados. Un caso especialmente doloroso y que ha recibido intensa atención mediática

García acudió, como muchos otros inmigrantes que en algún momento tuvieron problemas legales, a su cita anual con las autoridades de Inmigración y Aduanas (ICE). Como explicó la cadena CNN, en diciembre de 2008 ella fue detenida durante una redada en el lugar donde trabajaba, y fue acusada y sentenciada del cargo de usurpación de identidad, presumiblemente porque ella laboraba allí usando números de identificación del Seguro Social de otra persona.

 

Fue una de las primeras redadas contra indocumentados en centros de trabajo emprendida en Arizona por el entonces sheriff de Maricopa, Joe Arpaio.

 

Ella pasó tres meses detenida en la prisión del Condado y otros tres meses en un centro de ICE antes de ser liberada y desde entonces había comparecido periódicamente ante las autoridades de inmigración, pero nunca se le había sometido, hasta ahora, con las nuevas normas impulsadas por Trump, a deportación. Incluso pese a que, desde 2013, contra ella pesaba una orden para ser removida del país.

 

Así, el pasado miércoles García se presentó para su cita anual con ICE en Phoenix, Arizona, con temor pero con la esperanza de que fuese sólo un trámite más como en los ocho años anteriores. Pero fue detenida y deportada a México casi de inmediato.

 

Se habría tratado, como indicó The Washington Post, de momentos de fuerte tensión, pues activistas pro inmigrantes temían que García fuera detenida por ICE y mientras ella estaba dentro del edificio público afuera se desarrolló una manifestación contra las deportaciones que habría reunido a unas 200 personas, entre ellas los hijos de García.

 

Los intentos desesperados de algunas de los manifestantes por impedir que una camioneta saliera del edificio de ICE llevándose, presumiblemente hacia la frontera, a García y otros indocumentados fue infructuosa. Al menos siete personas que intentaron ese bloqueo fueron retiradas del lugar y arrestadas por la policía, si bien la protesta fue mayormente pacífica.

 

 

Durante la etapa final del gobierno de Obama se estableció que sólo los indocumentados con graves antecedentes penales u ofensas repetidas y que fueron sentenciadas por ello, o aquellos que ingresaron al país en fechas recientes, serían prioridad en los esfuerzos de deportación de ICE, lo que dio a personas como García un tenso respiro. Pero los nuevos lineamientos de Trump amplían esos criterios de deportación a más circunstancias: como comenta The New York Times, personas indocumentadas que fueron sentenciadas por cualquier clase de delito, e incluso algunas que fueron acusadas aunque no se les halló culpables, están incluidas dentro de las prioridades de deportación actuales.

 

 

 

Antes, existía el beneficio de no pasar a entrevista con funcionarios migratorios si la visa había expirado en los últimos cuatro años. Ahora, las autoridades decidieron rechazar tal beneficio

CIUDAD DE MÉXICO Renovar la visa de turista para visitar Estados Unidos ahora será más complicado debido a que el gobierno norteamericano endureció el requisito.

Antes, existía el beneficio de no pasar a entrevista con funcionarios migratorios si la visa había expirado en los últimos cuatro años. Ahora, las autoridades decidieron rechazar tal beneficio.

Determinaron en una nueva normatividad que el plazo será de 12 meses de que haya expirado la visa para que quien tramita la visa no tenga pasar con un funcionario consular. E incluso así, si un oficial así lo dispone, el interesado deberá acudir a entrevista aunque este en el plazo requerido para no hacerlo.

La modificación está enmarcada en los cambios en materia migratoria que el presidente Donald Trump, realiza en Estados Unidos.

A lo anterior se agrega que aquel que realice el trámite nunca debió haber sido arrestado o condenado por cualquier delito o deportado de los Estados Unidos.

También deberá tener un registro limpio con oficiales de Aduanas y Patrulla Fronteriza y que nunca se le haya negado la entrada a los Estados Unidos.

Antes alguien con registro de problemas podía solicitar otra vez el documento y quedaba a disposición de la autoridad migratoria para recibirlo o no.