Biden explota tras descrubrir “juguetes” instalados por Trump en la Casa Blanca, revela libro

Jueves, 23 Septiembre 2021 22:57 Escrito por  The Independent Publicado en Internacional Visto 208 veces

Los primeros días del presidente Joe Biden en la Casa Blanca estuvieron marcados por los descubrimientos de lo que su predecesor dejó en la residencia oficial, lo que le dio al demócrata sorpresas desagradables y un mal humor.

 Estos detalles de los primeros días de Biden como presidente se mencionaron en Peril, un nuevo libro de los periodistas Bob Woodward y Robert Costa.

El libro afirmaba que el predecesor de Biden, Donald Trump, pasó su tiempo en la Casa Blanca rodeado de "juguetes", incluida una pantalla gigante.

“La existencia de Trump impregnó la Casa Blanca, incluso la residencia. Una noche, Biden entró en una habitación donde una enorme pantalla cubría la pared”, dice un extracto del libro obtenido por ABC News.

Trump usó la pantalla para cargar programas y poder jugar virtualmente en los campos de golf más famosos del mundo.

Después de hacerse cargo de la Casa Blanca, Biden estuvo una vez inspeccionando los "juguetes" comprados por Trump. "Qué imbécil", supuestamente dijo Biden.

El presidente también enfrentó incomodidades cuando se mudó a la Casa Blanca, dice el libro. El aislamiento provocado por la residencia presidencial fue particularmente impactante para Biden, quien tuvo que estar lejos de sus nietos.

“Fue muy solitario. Frío. El virus [COVID-19] hizo que los eventos sociales fueran imposibles, al menos al principio”, escribieron los autores del libro, explicando que Biden prefería relajarse con sus nietos en Delaware.

Biden también llamó a la Casa Blanca "la tumba" y la comparó con el hotel Waldorf Astoria.

Esto fue una desviación de cómo Trump se adaptó durante su estadía en la Casa Blanca. Personalizó el alojamiento oficial según sus necesidades, de acuerdo a otros informes de los medios.

Trump había agregado dos televisores adicionales por encima del que ya estaba en su habitación y pidió que se instalaran cerraduras personales en la puerta de su habitación, según un informe de la revista Marie Claire.

Trump y su esposa Melania también tenían dormitorios separados, convirtiéndose en la única pareja presidencial que los ha tenido después de los Kennedy.

Además de los cambios en las instalaciones residenciales, Trump también renovó la oficina Oval al introducir sofás del mandato del expresidente George W Bush, cortinas del periodo de Bill Clinton y cambiar el papel tapiz, según el informe.

Los Trump también trataron al personal de la residencia de la Casa Blanca como un “mostrador de conserjería las 24 horas”, afirmó otro informe de la revista New Yorker.