¿Mito o realidad? La leyenda de “El Pípila”

Martes, 03 Octubre 2017 01:36 Escrito por  Maricela Flores/de10.com.mx Publicado en Historias Visto 113 veces

La historia de México lo coloca como un héroe, pero hay investigadores que afirman que nunca existió

La historia de México nos señala que el 28 de septiembre de 1810, a unos días de que iniciara el movimiento de Independencia en México, “El Pípila”, en un acto heroico, quemó el portón de la Alhóndiga de Granaditas, en Guanajuato, donde se resguardaba el Ejército Realista.

Juan José de los Reyes Martínez era un minero de San Miguel de Allende, que se unió a los Insurgentes del cura Miguel Hidalgo y Costilla, a fin de luchar por la Independencia de la Nueva España.

Era un hombre mestizo, de pelo lacio y negro, ojos rasgados, fuerte y valiente. El sobrenombre de “El Pípila” se debe a que su piel era parecida al plumaje del guajolote, y a la hembra de esta ave se le llamaba así: pípila.

Este minero acompañó al ejército de Hidalgo y Allende, desde San Miguel El Grande, su pueblo natal, hasta la ciudad de Guanajuato, donde los últimos españoles, ya vencidos, tomaron como fuerte la Alhóndiga, donde se guardaban granos y semillas. La única manera de lograr la victoria, era tomar este lugar.

Los ataques que habían realizado para llegar a la Alhóndiga parecían inútiles, por lo que Miguel Hidalgo mencionó que la única manera de entrar ahí era quemando el portón principal. “El Pípila” fue el elegido para realizar dicha acción.

De los Reyes Martínez se puso una gran losa de cantera sobre la espalda para cubrirse de los disparos, y con ella se fue arrastrando pecho tierra hacia la entrada de la Alhóndiga. En una mano portaba una antorcha y en la otra, brea o aceite, el cual untó en el portón, con lo que inmediatamente se incendió el umbral, y permitió al Ejército Insurgente penetrar la fortaleza y pelear contra los españoles para adueñarse de ella, según cita Azteca Noticias.

Así fue como contribuyó al triunfo de los Insurgentes. De hecho, se dice que participó en otras batallas, pero que finalmente regresó a trabajar en las minas y murió el 25 de julio de 1863.

Sin embargo, para muchos, “El Pípila” es un mito. Afirman que no hay pruebas, documentos o referencias que constaten su existencia.

De acuerdo con la Doctora en Historia de México, Úrsula Camba Ludlow: “este personaje revela mucho del imaginario colectivo en México, es muy difícil demostrar la existencia de 'El Pípila', hay investigadores como Carlos García, que señalan que es un mito completamente infundado”. Así lo publica El Universal.

En el libro Instrucciones para vivir en México, Jorge Ibargüengoitia, señala que en la biografía de Miguel Hidalgo y Costilla nunca se hace mención del encuentro que sostiene con Juan José de los Reyes, ni la plática en la que le encomienda la quema de la puerta de la Alhóndiga.

 El historiador Carlos Eduardo Díaz, en el texto 100 personajes pintorescos en la historia de México escribe: “Hidalgo supo que la única manera de tomar este depósito era incendiar la puerta. Por eso, exclamó con valerosa voz: '¡Pípila! La Patria necesita tu valor, ¿te atreves a quemar la puerta de la alhóndiga?'. Juan José no lo pensó. Se ató una losa a la espalda y, entre la lluvia de balas, cumplió su cometido gracias a una antorcha. Hermosa y patriótica historia. Lástima que es falsa. Hidalgo estaba demasiado lejos, a salvo de las balas, y 'El Pípila' jamás existió”.

 

 

 

 

 

 

 

 

Modificado por última vez en Martes, 03 Octubre 2017 01:44