A través de la FISDAI se dio la investigación y seguimiento.

El tratante era de Tlaxcala y fue asegurado en CDMX.

La Fiscalía General del Estado de Puebla, a través de la Fiscalía de Secuestro y Delitos de Alto Impacto (FISDAI), rescató a dos víctimas de trata, una es menor de edad. También dejó fuera de operación al tratante originario de Tenancingo, Tlaxcala, enganchaba a mujeres a través del enamoramiento y posteriormente las convencía de ejercer la prostitución para obtener ganancias económicas.

En un primer rescate, se tuvo conocimiento de que la víctima conoció a su explotador sexual, Marcos Manuel N. desde noviembre de 2012 para comenzar a vivir juntos en Tenancingo, Tlaxcala, después el sujeto la convenció de prostituirse en Veracruz, Guadalajara, Tijuana y Ciudad de México, además de un lugar conocido como “Baños Públicos” en San Martín Texmelucan, Puebla y en el Centro de Puebla capital. En algunos casos cobraba por servicio 135 pesos, siendo 5 mil pesos semanales en promedio los que la víctima debía entregar al explotador.

Inicialmente la investigación estuvo a cargo de la Fiscalía de Tlaxcala, que localizó a la víctima en 2015, pero ella regresó a vivir con su tratante. En 2017 el caso se turnó a Puebla y ante la intervención de FISDAI, se logró el rescate de la mujer, que presenta un embarazo. En paralelo se rastreó y localizó al explotador sexual.

Con la orden de aprehensión correspondiente, Marcos Manuel N. de 21 años de edad, fue detenido en la capital del país en colaboración con la Procuraduría de Justicia de la Ciudad de México y finalmente quedó a disposición de autoridades judiciales de Puebla.

Durante el aseguramiento del tratante, se rescató a una segunda víctima que es además menor de edad, misma que era prostituida en Oaxaca y Ciudad de México generando mil pesos diarios que estaba obligada a entregar a Marcos Manuel. Ella actualmente recibe apoyo de la Asociación Nacional contra la Trata Humana en la Sociedad en “Casa Anthus”.

La Fiscalía General del Estado de Puebla reitera su lucha contra la trata de personas en cualquiera de sus modalidades y refrenda el compromiso con la sociedad poblana, para investigar a través de la Fiscalía de Delitos de Alto Impacto, todos los casos que se denuncien.

 

 

 

 

 

 

Publicado en Nota Roja

*Aprovechó la vulnerabilidad de una joven poblana para que ejerciera la prostitución.

*La FISDAI desahogó periciales en psicología, antropología, análisis de la información e investigación de campo.

La Fiscalía General del Estado a través de la Fiscalía de Secuestro y Delitos de Alto Impacto (FISDAI), dio seguimiento a las investigaciones sobre un presunto tratante de personas originario de San Pablo del Monte Tlaxcala, que al iniciar operaciones en Puebla, fue ubicado y detenido.

En julio de 2017, la agraviada de 36 años, originaria de la ciudad de Puebla, conoció a Jonathan N., y 15 días después iniciaron una relación sentimental. El sujeto la trasladó a su domicilio en San Pablo del Monte, Tlaxcala, en donde la convenció de trabajar realizando servicios sexuales.

Al paso de un tiempo, la llevó a diferentes bares: uno en Atlixco; otro en San Pablo del Monte, Tlaxcala; uno más en San Miguel Canoa; y un hotel de la ciudad de Puebla. La agraviada cobraba 200 pesos por servicio y debía dar íntegro el dinero a su tratrante.

La víctima se rehusó a continuar con esta actividad, sin embargo, Jonathan N. la agredió físicamente y la amenazó de muerte, llevándola a la Ciudad de México a un hotel para seguir explotándola.

Al tener conocimiento de estos hechos, la Fiscalía de Secuestro y Delitos de Alto Impacto, a través del área jurídica, agentes ministeriales y peritos, tuvieron intervención para acreditar el ilícito mediante investigación de campo; análisis de la información consistente en videos, llamadas y testimonios; así como dictámenes periciales, en psicología y antropología, que determinaron la vulnerabilidad de la víctima ya que venía de una separación sentimental y creó una codependencia hacia el hoy imputado.

A partir de los medios de prueba obtenidos, se solicitó la orden de aprehensión al Juez de Control de la Región Judicial Centro, y se le dio cumplimiento.

Durante la primera audiencia, el agente del Ministerio Público de la FISDAI formuló imputación en contra de Jonathan N., por el delito de trata de personas en su modalidad de explotación sexual. Asimismo, le fue impuesta como medida cautelar la prisión preventiva oficiosa.

A través de la Fiscalía de Secuestro y Delitos de Alto Impacto (FISDAI), se mantiene vigente la campaña "Es trata, abre los ojos ¡denuncia!". En caso de ser víctima de trata o de tener conocimiento que una persona está siendo víctima de este delito, se debe denunciar inmediatamente ante la FISDAI, ubicada en tercer retorno de Osa Menor número 3, Ciudad Judicial, San Andrés Cholula, Puebla. También se pone a disposición de la ciudadanía los teléfonos 2446854 y 2446855.

 

 

 

 

 

Publicado en Nota Roja

Información por: Diana Jiménez/Municipiospuebla.com

  • La mañana de este jueves fueron atacados en el municipio de Atzitzintla, y por la tarde fueron hallados en el centro de Maltrata.

Tras enfrentarse a balazos con delincuentes, tres agentes de la Fiscalía de Secuestro y Delitos de Alto Impacto (FISDAI) fueron levantados en Atzitzintla y horas después fueron hallados ejecutados en el municipio de Maltrata, Veracruz.

La agresión ocurrió alrededor de las 11:00 horas de este jueves cuando presumiblemente los policías se encontraban trabajando en una investigación y, al circular en una zona escolar, a bordo de un vehículo Dodge Ram, fueron interceptados por al menos siete sujetos con armas largas.

Estos últimos al parecer viajaban en una o dos camionetas, desde las cuales les empezaron a disparar.

Los elementos repelieron el ataque al tiempo que solicitaron refuerzos a las demás corporaciones policiales.

La balacera duró aproximadamente 10 minutos, muy cerca de la telesecundaria Ernesto Gracia Cabral y del kínder Tepeyolot.

Según testigos, después del tiroteo, los bandidos levantaron a los agentes estatales de investigación y a uno de ellos lo habrían baleado.

Al lugar arribaron policías estatales, federales, ministeriales y de otras corporaciones, incluso del Ejército Mexicano, quienes acordonaron la zona.

A los elementos de la FISDAI ya no los encontraron, sólo los casquillos de armas de grueso calibre que quedaron en el suelo.

A fin de resguardar los indicios, la escena de los hechos fue acordonada.

No se reportaron heridos y algunos de los estudiantes de las escuelas referidas sufrieron crisis nerviosa.

Es preciso mencionar que los profesores agruparon a los estudiantes en los salones mientras se desarrollaba el enfrentamiento y posteriormente las instituciones educativas fueron evacuadas para no poner en riesgo a los alumnos.

 

Hallan tres cuerpos en Veracruz

Tras la desaparición de los policías, los cuerpos de seguridad pública implementaron un fuerte operativo de búsqueda y localización, en los límites de Puebla y Veracruz, con apoyo de un helicóptero.

Sin embargo, no se tuvo el paradero de los tres elementos hasta alrededor de las 16:00 horas cuando se reportó el hallazgo de tres hombres muertos, en la batea de una camioneta oficial.

  

Esta unidad estaba abandonada en la calle 5 de Febrero, en la colonia Centro del municipio de Maltrata, Veracruz.

Elementos de la Unidad Especializada en Combate al Secuestro (UECS), asignados a Córdoba, llegaron al sitio y acordonaron el área.

Las autoridades de la FISDAI también fueron notificadas del descubrimiento y se trasladaron hasta esa ciudad para identificar los cuerpos.

Por la noche el gobierno del estado de Veracruz confirmó que los cuerpos correspondían a los agentes que fueron privados de su libertad en Puebla, mientras que la camioneta en que fueron abandonados era en la que originalmente viajaban.

La ciudad de Maltrata se encuentra a unos 35 kilómetros por carretera del punto en donde fueron privados de su libertad los agentes poblanos.

Este hecho se suma a uno similar que ocurrió el dos de febrero, cuando ocho hombres que armaban retenes para la Policía Federal fueron levantados en el centro del municipio de Esperanza, en Puebla, y el mismo día aparecieron muertos en Nogales, Veracruz.

Fotos: @Aveefeniix

 

 

 

 

Publicado en Nota Roja