A través de la FISDAI se dio la investigación y seguimiento.

El tratante era de Tlaxcala y fue asegurado en CDMX.

La Fiscalía General del Estado de Puebla, a través de la Fiscalía de Secuestro y Delitos de Alto Impacto (FISDAI), rescató a dos víctimas de trata, una es menor de edad. También dejó fuera de operación al tratante originario de Tenancingo, Tlaxcala, enganchaba a mujeres a través del enamoramiento y posteriormente las convencía de ejercer la prostitución para obtener ganancias económicas.

En un primer rescate, se tuvo conocimiento de que la víctima conoció a su explotador sexual, Marcos Manuel N. desde noviembre de 2012 para comenzar a vivir juntos en Tenancingo, Tlaxcala, después el sujeto la convenció de prostituirse en Veracruz, Guadalajara, Tijuana y Ciudad de México, además de un lugar conocido como “Baños Públicos” en San Martín Texmelucan, Puebla y en el Centro de Puebla capital. En algunos casos cobraba por servicio 135 pesos, siendo 5 mil pesos semanales en promedio los que la víctima debía entregar al explotador.

Inicialmente la investigación estuvo a cargo de la Fiscalía de Tlaxcala, que localizó a la víctima en 2015, pero ella regresó a vivir con su tratante. En 2017 el caso se turnó a Puebla y ante la intervención de FISDAI, se logró el rescate de la mujer, que presenta un embarazo. En paralelo se rastreó y localizó al explotador sexual.

Con la orden de aprehensión correspondiente, Marcos Manuel N. de 21 años de edad, fue detenido en la capital del país en colaboración con la Procuraduría de Justicia de la Ciudad de México y finalmente quedó a disposición de autoridades judiciales de Puebla.

Durante el aseguramiento del tratante, se rescató a una segunda víctima que es además menor de edad, misma que era prostituida en Oaxaca y Ciudad de México generando mil pesos diarios que estaba obligada a entregar a Marcos Manuel. Ella actualmente recibe apoyo de la Asociación Nacional contra la Trata Humana en la Sociedad en “Casa Anthus”.

La Fiscalía General del Estado de Puebla reitera su lucha contra la trata de personas en cualquiera de sus modalidades y refrenda el compromiso con la sociedad poblana, para investigar a través de la Fiscalía de Delitos de Alto Impacto, todos los casos que se denuncien.

 

 

 

 

 

 

Publicado en Nota Roja

*Aprovechó la vulnerabilidad de una joven poblana para que ejerciera la prostitución.

*La FISDAI desahogó periciales en psicología, antropología, análisis de la información e investigación de campo.

La Fiscalía General del Estado a través de la Fiscalía de Secuestro y Delitos de Alto Impacto (FISDAI), dio seguimiento a las investigaciones sobre un presunto tratante de personas originario de San Pablo del Monte Tlaxcala, que al iniciar operaciones en Puebla, fue ubicado y detenido.

En julio de 2017, la agraviada de 36 años, originaria de la ciudad de Puebla, conoció a Jonathan N., y 15 días después iniciaron una relación sentimental. El sujeto la trasladó a su domicilio en San Pablo del Monte, Tlaxcala, en donde la convenció de trabajar realizando servicios sexuales.

Al paso de un tiempo, la llevó a diferentes bares: uno en Atlixco; otro en San Pablo del Monte, Tlaxcala; uno más en San Miguel Canoa; y un hotel de la ciudad de Puebla. La agraviada cobraba 200 pesos por servicio y debía dar íntegro el dinero a su tratrante.

La víctima se rehusó a continuar con esta actividad, sin embargo, Jonathan N. la agredió físicamente y la amenazó de muerte, llevándola a la Ciudad de México a un hotel para seguir explotándola.

Al tener conocimiento de estos hechos, la Fiscalía de Secuestro y Delitos de Alto Impacto, a través del área jurídica, agentes ministeriales y peritos, tuvieron intervención para acreditar el ilícito mediante investigación de campo; análisis de la información consistente en videos, llamadas y testimonios; así como dictámenes periciales, en psicología y antropología, que determinaron la vulnerabilidad de la víctima ya que venía de una separación sentimental y creó una codependencia hacia el hoy imputado.

A partir de los medios de prueba obtenidos, se solicitó la orden de aprehensión al Juez de Control de la Región Judicial Centro, y se le dio cumplimiento.

Durante la primera audiencia, el agente del Ministerio Público de la FISDAI formuló imputación en contra de Jonathan N., por el delito de trata de personas en su modalidad de explotación sexual. Asimismo, le fue impuesta como medida cautelar la prisión preventiva oficiosa.

A través de la Fiscalía de Secuestro y Delitos de Alto Impacto (FISDAI), se mantiene vigente la campaña "Es trata, abre los ojos ¡denuncia!". En caso de ser víctima de trata o de tener conocimiento que una persona está siendo víctima de este delito, se debe denunciar inmediatamente ante la FISDAI, ubicada en tercer retorno de Osa Menor número 3, Ciudad Judicial, San Andrés Cholula, Puebla. También se pone a disposición de la ciudadanía los teléfonos 2446854 y 2446855.

 

 

 

 

 

Publicado en Nota Roja

*La Fiscalía General tiene una estrategia integral para atender el delito de trata

*Con la campaña "Es trata, abre los ojos ¡denuncia!", se previene y combate  este ilícito.

*Ante un posible caso de trata, llama al 2 44 68 54 ó 55.

La Fiscalía General del Estado que encabeza Víctor Antonio Carrancá Bourget, lleva a cabo acciones permanentes para prevenir, combatir y erradicar el delito de trata de personas. A través de la Fiscalía de Secuestro y Delitos de Alto Impacto (FISDAI), se puso en marcha la campaña "Es trata, abre los ojos ¡denuncia!".

La estrategia integral en materia de trata de personas, así como la protección y asistencia a las víctimas, se fortaleció a partir de que Carrancá Bourget facultó a la Fiscalía de Secuestro y Delitos de Alto Impacto, para contar con una Unidad específica e independiente con una estructura pensada para atender el delito de trata integrando  a policías de investigación, agentes del Ministerio Público y Peritos, capacitados y especializados. 

La campaña preventiva está enfocada a las víctimas y a todas aquellas personas que la rodean. Una víctima de trata no reconoce que está siendo abusada o tratada, por ello es importante que quienes están a su alrededor den parte a las autoridades.

Cabe destacar que la FISDAI ha desarrollado diferentes estrategias que van atacando el actuar de los probables responsables. Puebla es parte de los 24 estados del país que tienen una unidad exclusiva para el delito de trata, además es parte de los 5 estados que cuentan con un protocolo específico en favor de las víctimas.

Aunado a lo anterior, la FISDAI forma parte de la Comisión Intersecretarial que preside la Secretaría de Gobernación Federal, también trabaja con la Fiscalía Especial para los Delitos de Violencia contra las Mujeres y Trata de Personas (FEVIMTRA), así como con autoridades estatales, a fin de compartir prácticas y estrategias que permiten hacer un frente común contra este flagelo.

La trata de personas es un delito que consiste en obtener un beneficio, aprovechándose de una persona a través del engaño, la violencia y la vulnerabilidad de la víctima, para que ésta realice actos de prostitución exhibición o pornografía.

Algunas formas de captar a las víctimas son a través de redes sociales; aceptar cualquier solicitud de amistad, publicar detalles de su vida personal, laboral y familiar, son aspectos para un blanco fácil del tratante. Las promesas más frecuentes son: trabajo bien remunerado con poco esfuerzo, amor correspondido, mejor vida y la realización de un sueño como ser modelo o actriz.

En caso de ser víctima de trata o de tener conocimiento que una persona está siendo víctima de este delito, se debe denunciar inmediatamente ante la FISDAI, ubicada en tercer retorno de Osa Menor número 3, Ciudad Judicial, San Andrés Cholula, Puebla. También se pone a disposición de la ciudadanía los teléfonos 2446854 y 2446855.

 

 

 

 

 

Publicado en Estado

A través de un operativo se aseguró a 3 probables responsables.

La Fiscalía General del Estado de Puebla, a través de la Fiscalía de Secuestro y Delitos de Alto Impacto (FISDAI), detuvo a 3 sujetos originarios de Hidalgo, Veracruz y Puebla, ante el secuestro de una mujer de 65 años de edad.

El 23 de enero del 2018, la víctima originaria y vecina del Estado de Tabasco, alrededor de las 11:00 horas llegaba a una estética de la colonia Nueva Antequera en Puebla capital, cuando sujetos desconocidos ingresaron al lugar para amagarla con armas de fuego llevándosela privada de la libertad a bordo de un vehículo Renault.

Horas más tarde, la familia recibió llamadas a través de las cuales los captores exigían la cantidad de 10 millones de pesos a cambio de liberar a la víctima.

Al denunciar ante la Fiscalía de Secuestro y Delitos de Alto Impacto, de inmediato se canalizó a la familia al área de manejo de crisis y negociación a efecto de recibir la asesoría correspondiente, dando inicio a las labores de rastreo y análisis de información.

Tras 51 llamadas de negociación, se acordó el pago de 145 mil pesos mismos que debían ser entregados en la entrada del municipio de Apan, Hidalgo.

Como resultado de las labores del área de control de tecnología e inteligencia de la FISDAI, se logró determinar la posible ubicación de la víctima, así como la participación de varios probables responsables que se distribuyeron funciones como: la privación de la libertad, traslado, custodia, alimentación y negociación.

Personal táctico de la FISDAI implementó un operativo en un motel utilizado como casa de seguridad, ubicado en el kilómetro 4+150 de la carretera federal Amozoc-Oriental, donde fue rescatada la víctima de forma ilesa.

En el lugar fueron asegurados:

Juan Carlos N., de 24 años de edad, originario y vecino del estado de Hidalgo.

Graciela N., de 35 años de edad, originaria y vecina del estado de Veracruz.

Diego Adrián N., de 38 años de edad, originario y vecino del estado de Puebla.

Los asegurados fueron puestos a disposición del Juez de Control a fin de solicitar el control de detención y la vinculación a proceso por el delito de secuestro.

 

 

 

 

 

Publicado en Nota Roja

La Fiscalía General del Estado, a través de la Fiscalía de Secuestro y Delitos de Alto Impacto (FISDAI), logró sentencia de 47 años de prisión contra Ángel N., responsable de los delitos de secuestro y extorsión.

Consta en la averiguación previa que Ángel N. privó de la libertad a una ciudadana para exigirle a su familia un rescate millonario, ante varias llamadas de negociación, se acordó el pago de un monto menor al exigido y  relojes de marca. La víctima fue liberada, no obstante, días después le hicieron varias llamadas de amenazas para exigir un pago adicional.

Derivado de lo anterior, se presentó la denuncia correspondiente ante la Dirección General de Atención a Delitos de Alto Impacto hoy Fiscalía de Secuestro y Delitos de Alto Impacto, lo cual permitió la detención de Ángel N. como probable responsable.

Con base en las pruebas recabadas y aportadas a la autoridad judicial, se obtuvo una condena de 47 años 7 meses de prisión, una multa de 7162 días de salario mínimo y 500 días de salario mínimo como reparación del daño.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Publicado en Nota Roja
Miércoles, 20 Diciembre 2017 02:45

60 años de prisión contra secuestradora en Puebla

La Fiscalía General del Estado de Puebla, a través de la Fiscalía de Secuestro y Delitos de Alto Impacto (FISDAI), aportó datos de prueba y obtuvo una sentencia condenatoria de 60 años de prisión contra Elizabeth N., quien fue hallada culpable del delito de secuestro.

 

El 20 de mayo de 2013, Víctor N. circulaba a bordo de un vehículo en inmediaciones de la carretera federal a Huauchinango con dirección a Ahuazotepec, Puebla, cuando fue interceptado por un automóvil tipo Tsuru, del cual descendieron varias personas que lo privaron de su libertad para trasladarlo a una casa de seguridad en Acaxochitlán, Hidalgo.

Al tomar conocimiento del hecho, la Dirección General de Atención a Delitos de Alto Impacto hoy Fiscalía de Secuestro y Delitos de Alto Impacto, llevó a cabo las acciones pertinentes y logró la identificación, ubicación y detención de Elizabeth N., como probable responsable.

 

Al quedar a disposición de la autoridad judicial, el agente del Ministerio Público le dio continuidad al proceso penal, lo cual permitió obtener una sentencia condenatoria de 60 años de prisión, una multa de 5 mil 875 días de salario mínimo y 1500 días como pago de la reparación del daño material.

 

 

 

 

 

 

 

 

Publicado en Nota Roja
Martes, 19 Diciembre 2017 02:32

50 años de prisión para 2 secuestradores

  • En 2015 privaron de la libertad a un funcionario de Caltepec y a su esposa.

 

La Fiscalía General del Estado sustentó elementos probatorios aportados por la Fiscalía de Secuestro y Delitos de Alto Impacto (FISDAI) para que finalmente fueran sentenciados a 50 años de prisión por secuestro agravado, José Ulises Flores Carrera de 25 años de edad e Irineo Bautista Juárez de 35 años.

 

El 4 de diciembre de 2015, un funcionario municipal de Caltepec fue interceptado por sujetos que lo privaron de la libertad en la colonia Zaragoza del municipio de Tehuacán. Lo obligaron a llevarlos a su domicilio donde también privaron de la libertad a su esposa y a él lo liberaron para que reuniera un posible rescate.

 

Con la intervención de la Dirección General de Delitos de Alto Impacto, hoy Fiscalía de Secuestro y Delitos de Alto Impacto de la Fiscalía General de Puebla, se logró el rescate de la víctima en la entrada a la población de San José Tochapan, tras dos días que estuvo en cautiverio en una casa de seguridad de la colonia Santa Cecilia.

Al desplegar un operativo en la Avenida Independencia Oriente en el Centro de Tehuacán, se aseguró a José Ulises Flores Carrera e Irinéo Bautista Juárez, quienes quedaron disposición del Juez de Control. Se continuó la investigación complementaria, y en el término de Ley se formuló imputación por el delito de secuestro agravado.

Durante las jornadas procesales y el desarrollo del Juicio Oral, se desahogó el cúmulo de pruebas de la FISDAI, lo que permitió que el Tribunal de Juicio Oral, previa deliberación y por unanimidad de votos, emitiera fallo condenatorio en contra de los acusados, imponiéndose mediante sentencia: 50 años de prisión, multa de 280 mil 400 pesos, y 35 mil pesos como pago de la reparación del daño moral, por cada uno de los imputados.

Cabe destacar que con sentencia de por medio, se descarta la presunción de inocencia de los responsables de secuestro agravado, por lo que ya es posible proporcionar sus nombres y fotografías completos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Publicado en Nota Roja
  • España reconoce a la Fiscalía de Puebla por rescatar ilesos a 2 españoles privados de la libertad.
  • En un rango de 2 días posterior al secuestro se efectuó el rescate sin disparos.
  • Hay tres detenidos, uno fue director de seguridad de la empresa de las víctimas.

Bonifacio Diez Sevillano, agregado Interior en la Embajada de España, reconoció el trabajo realizado por la Fiscalía General del Estado de Puebla, encabezada por Víctor Carrancá Bourget. “Con la resolución del caso en dos días, rescatando a las personas sin lesiones, da una imagen más que positiva de la Fiscalía y de las fuerzas policiales de México”, destacó.

Por su parte, José Javier Galante, de la Sección de Secuestros y Extorsiones de la Policía Nacional de España, agradeció la colaboración internacional entre la Fiscalía y autoridades de España para lograr el resultado positivo para las víctimas y sus familias.

La Fiscalía General de Puebla a través de la Fiscalía de Secuestro y Delitos de Alto Impacto (FISDAI), en las últimas horas del miércoles 29 de noviembre, logró rescatar de manera ilesa a dos ciudadanos españoles de 31 y 41 años de edad quienes laboran en una empresa de origen español establecida en Puebla.

El 27 de noviembre aproximadamente a las 5:45 horas las 2 víctimas y  un compañero de trabajo de 28 años de edad, salieron de su domicilio en el fraccionamiento Sonata en Lomas de Angelópolis, en San Andrés Cholula, Puebla, a bordo de su vehículo Chevrolet Optra, con  dirección a su centro de trabajo cuando fueron interceptados en la lateral de la Vía Atlixcáyotl, por dos vehículos medianos de color blanco, de donde descendieron varios sujetos armados privando de la libertad a dos varones, en tanto que el tercero logró escapar.

De manera inmediata personal adscrito a la Agencia Estatal de Investigación perteneciente a la Fiscalía, se trasladó al sitio ubicando al tripulante que había logrado huir de sus captores, fijando el lugar y recabando todos los indicios y elementos de prueba que permitieran esclarecer el hecho y trasladando de manera pronta al testigo a la FISDAI para iniciar la carpeta de investigación y así dar intervención al personal policial, pericial y jurídico de la Fiscalía, a efecto de establecer posibles líneas de investigación.

Por otro lado y de conformidad con lo que establece el Código Nacional de Procedimientos Penales se dio aviso a la Embajada de España en México y se estableció la Coordinación con la Sección de Secuestros y Extorsiones de la Unidad Central de Delincuencia Especializada y Violenta de la Comisaría General de Policía Judicial de la Policía Nacional de España, a efecto de informar a la familia de las víctimas e intervenir en el manejo de crisis. También se solicitó la colaboración de la Procuraduría General de la República (PGR) a través de la Agencia de Investigación Criminal.

La Sección de Secuestros del Gobierno Español notificó que el dueño de la empresa para la que laboraban los secuestrados, recibió en su domicilio situado en España la llamada de un sujeto quien exigió la cantidad de 30 millones de pesos a cambio de liberarlos, dando dos días para entregar el monto o privaría de la vida a uno de ellos.

Como resultado de las labores del área de control de tecnología e inteligencia de la FISDAI, se logró determinar la participación de varios probables responsables que se distribuyeron funciones como: la privación de la libertad, traslado, custodia, alimentación y negociación para la liberación de las víctimas. Se logró determinar la identidad de 4 de los probables responsables, y cobra notoria relevancia, que en específico a uno de ellos se le asignaron varias funciones, y al ver su identidad se le identificó como el jefe de seguridad de la empresa española en la que laboraban las víctimas y que fue despedido con anterioridad.

Ante el grado de avance de las líneas de investigación y con las datos obtenidos, se determinó preponderante el rescate de las víctimas ya que conocían a su captor y esa situación eleva el riego de que pudieran ser privadas de la vida, por lo que una vez que se obtuvo el lugar utilizado como casa de seguridad se ordenó la intervención.

El miércoles 29 de noviembre personal táctico operativo de la FISDAI de la Fiscalía General de Puebla y de la Unidad de Secuestros de la Agencia de Investigación Criminal de la PGR, implementaron un operativo en la casa de seguridad ubicada en Santa Ana Yancuitlalpan, municipio de Atlixco, Puebla. La incursión se logró privilegiando la integridad de los ciudadanos secuestrados que fueron rescatados ilesos y sin mediar disparos o pago alguno.

Los asegurados son: Lenin “N” de 34 años de edad originario de Oaxaca y quien se desempeñaba como jefe de seguridad de la empresa para la que laboran las víctimas; Osvaldo “N” de 35 años de edad y Oscar Enrique “N” de 41 años, estos dos últimos originarios y vecinos del Estado de México.

También se aseguró un arma de fuego calibre 9mm con 11 cartuchos útiles, un vehículo Chevrolet, Lumina modelo 1990 con placas de Tlaxcala y 2 equipos celulares.

En próximas horas, los probables responsables serán puestos a disposición de la autoridad jurisdiccional, por el delito de secuestro cuya pena es de 40 a 80 años de prisión.

 

 

 

 

 

 

 

 

Publicado en Nota Roja

En el aseguramiento hubo enfrentamiento entre presuntos delincuentes y agentes de la FISDAI.

La Fiscalía General del Estado de Puebla a través de la Fiscalía de Secuestro y Delitos de Alto Impacto (FISDAI) logró asegurar a tres integrantes de una banda de secuestradores proveniente del estado de Veracruz.

Este 15 de noviembre las víctimas del sexo masculino de 30 y 20 años de edad y ocupación comerciantes, circulaban en el municipio de San Martín Texmelucan a bordo de su camioneta Durango LT blanca con placas de Tlaxcala, cuando sujetos desconocidos los interceptaron y privaron de la libertad.

Horas más tarde la esposa de una de las víctimas recibió llamadas de un hombre que exigía 2 millones de pesos a cambio de la liberación enviándole como medida de presión una imagen donde se encontraba su esposo sometido.

Al denunciar ante la Fiscalía de Secuestro y Delitos de Alto Impacto, de inmediato se canalizó a la familia al área de manejo de crisis y negociación a efecto de recibir la asesoría correspondiente, dando inicio a las labores de rastreo y análisis de información.

El 18 de noviembre además de los dos millones de pesos, los secuestradores exigieron como pago la entrega de 3 vehículos de lujo: una camioneta Chevrolet Sierra, un Honda Accord EXR y una Suburban 4x4.

Tras labores de inteligencia, campo y reacción, se logró establecer que era muy elevada la posibilidad de que hubieran privado de la vida a las víctimas por lo que se ordenó un operativo a efecto de ubicar a los probables responsables y la casa de seguridad. El mismo 18 de noviembre se localizó a los plagiarios en el estacionamiento de un restaurante en el kilómetro 112+800 de la autopista México-Puebla, a la altura de San Francisco Ocotlán.

En el sitio se dio una persecución e intercambio de detonaciones logrando asegurar a tres probables responsables:

  • Jessyca Alicia N. alias “La Yesi” de 35 años, originaria y vecina de Martínez de la Torre, Veracruz.
  • Arsenio N. alias “Arsenio” de 28 años de edad, originario y vecino de Martínez de la Torre, Veracruz.
  • Juan N. de 22 años de edad originario de Teziutlán, Puebla, quien resultó herido por arma de fuego y fue trasladado al hospital en donde está fuera de peligro.

También fueron asegurados los teléfonos con los que realizaban la exigencia económica, un vehículo Ford Focus modelo 2002 con placas TZG 7686 de Puebla y una pistola calibre 9mm con cargador abastecido.

Por otro lado, elementos de la FISDAI inspeccionaban el hotel Paso de Cortés en el municipio de San Pedro Cholula, Puebla en donde tres habitaciones fueron utilizadas como casa de seguridad. Ahí se embalaron varios indicios que permiten establecer que ahí habitaron los probables responsables.

Al continuar con labores de rastreo que permitieran ubicar a las víctimas, se tuvo conocimiento de que el varón de 20 años, fue abandonado en un paraje de Amozoc de Mota al creer sus captores que había fallecido, toda vez que a horas de haberlos secuestrado, le infirieron lesiones graves en el cuello inicialmente con intención de privarlo de la vida pero lo mantuvieron herido para poderlo comunicar con su esposa. Actualmente la víctima recibe atención médica.

Con respecto al varón de 30 años de edad, el 16 de noviembre fue encontrado sin vida en la caseta de incorporación a la autopista México-Puebla kilómetro 107+500 en San Miguel Xoxtla, Puebla. La necropsia determinó que la persona había muerto a tan solo unas horas de ser privado de la libertad.

Hasta este momento las investigaciones logran establecer la participación de al menos seis probables responsables que primordialmente son de Veracruz, de los cuales tres ya están asegurados. Una vez que culmine la investigación se solicitará al Poder Judicial las órdenes de aprehensión correspondientes por los restantes.

Como es práctica de las Unidades Antisecuestro del país, existe coordinación con la Unidad Antisecuestro de Veracruz para establecer la posibilidad de que esta banda criminal se encuentre relacionada con otros hechos, toda vez que en Puebla solo se tiene el registro de este caso.

Los asegurados fueron puestos a disposición de la autoridad jurisdiccional a efecto de solicitar el control de detención y la vinculación a proceso por el delito de secuestro agravado cuya pena es de 80 a 140 años de prisión. Es de resaltar que en el delito de secuestro no se admite beneficio alguno de preliberación hacia el sentenciado, por lo que deberá cumplir la sentencia completa.

 

 

 

 

 

 

 

 

Publicado en Nota Roja
  • La Fiscalía General del Estado de Puebla informa que, se obtuvo del Juez de Control la vinculación a proceso de 42 detenidos vinculados con el homicidio de tres agentes adscritos a la Fiscalía de Secuestro y Delitos de Alto Impacto (FISDAI).

 

Puebla.

Durante el desarrollo del operativo implementado por la Fiscalía General del Estado, en coordinación con la Secretaría de Seguridad Pública, se llevó a cabo el aseguramiento del edil y cinco policías municipales de Atzitzintla; de los datos de prueba obtenidos, se pudo establecer su partición en el delito de desaparición forzada de personas en agravio de tres agentes de la FISDAI, los cuales fueron entregados al grupo delictivo liderado por “El Bukanas”; obteniendo la vinculación a proceso del Presidente Municipal y cinco policías Municipales por el delito antes señalado, así como, por el hecho con apariencia de delito de asociación delictuosa y delitos cometidos contra la administración y procuración de justicia.

Como parte del operativo realizado, se ubicó en la población de San José Cuyachapa el domicilio al cual fueron trasladados los agentes privados de su libertad, en donde se llevó a cabo el aseguramiento de 15 personas, de las cuales se calificó de legal la detención por el Juez de Control, y se obtuvo auto de vinculación a proceso, al haber obtenido diversos indicios en el lugar, que permitieron establecer su probable participación en los hechos investigados.

En el operativo de búsqueda que se extendió al lugar conocido como la “Encrucijada”, se llevó a cabo la detención de 44 personas, de las cuales se obtuvo el control de detención y posterior vinculación a proceso respecto de 21 personas por los delitos de asociación delictuosa, tentativa de homicidio agravado por haberse cometido en agravio de servidores públicos, por lo que quedaron vinculadas a proceso.

Cabe señalar que, el Juez de Control decretó libertad a 23 personas, que dentro de la estructura de este grupo delictivo realizaban funciones de “halcones”, quienes fueron puestos a disposición por los delitos de espionaje contra las instituciones de seguridad pública y procuración de justicia y asociación delictuosa.

No obstante ser respetuosos con la decisión del Juez, la Fiscalía apeló la no vinculación a proceso, donde se sostendrá la imputación realizada al considerar que se acredita con el resultado de la información que se obtenga formalmente de los 26 teléfonos celulares que les fueron asegurados.

La Fiscalía General del Estado de Puebla continúa con la realización de actos de investigación y obtención de pruebas científicas a fin de identificar a otros miembros de este grupo delictivo. 

 

 

 

 

Publicado en Estado
Página 1 de 2