La dirección de Medidas Cautelares de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), colocó el séptimo dispositivo electrónico de geolocalización a Eleuterio N., por su probable responsabilidad en el delito de violencia familiar en agravio de su cónyuge.

 

Lo anterior, conforme al procedimiento establecido en el artículo 155 de Código Nacional de Procedimientos Penales, que establece que a solicitud del Ministerio Público o de la víctima u ofendido, el Juez podrá imponer al imputado una o varias medidas cautelares, entre ellas los dispositivos electrónicos.

 

De esta manera, la víctima se presentó ante el agente del Ministerio Público, para denunciar que el 13 de febrero de 2018, Eleuterio la mordió en el rostro y refirió que las agresiones continuaron en fechas posteriores, lo que permitió a la Fiscalía General del Estado (FGE), presentar los datos de prueba durante la audiencia pública.

 

Con base en lo anterior y a consideración de las instancias que llevan a cabo el proceso, la Jueza de Control determinó que se le colocara al presunto agresor el dispositivo, mismo que consiste en una tobillera electrónica de geolocalización satelital, que evita se acerque a la víctima.

 

Además se determinaron las siguientes medidas cautelares: prohibición de acercarse a la agraviada, no convivir con ella y la firma periódica cada 15 días, mismas que deberán ser supervisadas por la SSP.

 

Con estas acciones, el proceso legal, desde la denuncia hasta la administración de justicia, permite la protección a la víctima, mediante el monitoreo permanente del imputado y que en Puebla se ha concentrado en los casos de violencia familiar para protección de mujeres que lo han denunciado.

 

 

 

 

 

 

 

 

Publicado en Nota Roja